Contra el comercio con niñas y mujeres en Latinoamérica

Un documental de la española Mabel Lozano denuncia una de las lacras más terribles del continente

Jorge Martínez Lucena

El gran problema del capitalismo es que se convierta en el forro de nuestra alma; que nos entreguemos a él como zombis en un suicidio espiritual; que cedamos a sus cantos de sirena, que hablan de supuesta libertad mientras alimentan los hornos de la historia con la carne y los huesos de los más desdichados de la tierra.

Chicas nuevas 24 horas (2015) es un documental que precisamente lucha en esta frontera llamada derechos humanos. Con la sola arma de una cámara y el savoir-faire de su directora, Mabel Lozano -que ha conseguido fondos en Perú, Paraguay, Argentina, Colombia y España, los 55 minutos de metraje se convierten en inestimable fuente de conciencia con respecto a uno de las mayores vulneraciones de la dignidad de las personas que se está llevando a cabo en nuestro planeta actualmente.

Mabel Lozano, la que fue conocida actriz de televisión en teleseries españolas de los 90 como Los ladrones van a la oficina (1993-1997) o La casa de los líos (1996-2000), le dio un giro a su carrera poniéndose detrás de la cámara, deviniendo una convencida activista pro derechos humanos, con campañas para APRAMP tan elocuentes como Exit.

en la que se recoge el testimonio de siete mujeres de diversas nacionalidades que han conseguido salir del complejo laberinto de la prostitución en el que fueron introducidas por personas muy cercanas.

La globalización ha conllevado muchos beneficios, pero también ha potenciado uno de los business más antiguos y a la vez más lucrativos a nivel mundial: la trata de niñas y de mujeres para su explotación en el mercado de la prostitución.

El problema es que el destino de estas víctimas de trata tiene mucho que ver con uno de los pilares de nuestro sistema consumista: la sexualidad, cuya exaltación sistémica, como nos explicó Michel Foucault en su Historia de la sexualidad, es uno de los modos privilegiados de verificación del poder en nuestros tiempos posmodernos. Es quizás por esta razón que una de las expertas entrevistadas en el documental nos acaba explicando: “Todos los países invierten sumas millonarias en el combate al narcotráfico y al tráfico de armas. Sin embargo, en la trata no se invierte.”

El relato que aquí se nos hace está salpicado de entrevistas tanto a profesionales hispanoamericanos implicados en la ayuda al susodicho colectivo de mujeres y niñas, como a víctimas de las organizaciones criminales mencionadas. Su hilo de Ariadna es tremendamente irónico: una supuesta profesora de una escuela de negocios explica propositivamente todas las virtudes mercantiles de invertir en esta fraudulenta actividad del comercio de personas. Un ejemplo apabullante: “la materia prima puede usarse una y otra vez”.

La mencionada profesora empieza planteándole la siguiente pregunta retórica al espectador: “¿Qué es lo que todos queremos en la vida?” Ella misma contesta: “La fórmula para conseguir dinero fácil” Y sigue: “Les voy a proporcionar las claves para montar un negocio que mueve 32000 millones de dólares al año y que ustedes pueden desarrollar en cualquier lugar del planeta”.

Se refiere, sin duda, a la trata, y con esa primera intervención, junto con el rostro entusiasta de los alumnos que escuchan atónitos su discurso, se consigue poner en evidencia que muchas veces tenemos puesto el corazón y la esperanza en discursos que inadvertidamente trituran personas con la misma facilidad con que se realiza la extrusión del plástico.

Repleto de conmovedoras y dramáticas aportaciones, este periodístico audiovisual debería ser visto para entender que aquello que se nos vende desenfadadamente con el atractivo del Moulin Rouge, tiene en la trastienda el robo, el engaño y la explotación de un sinnúmero de niñas y mujeres. Todas ellas soportan en sus carnes las ruedas dentadas de ese implacable mecanismo que es el mercantilismo sin tasa, cuya mano invisible no tiene nada de inocente, y sí mucho de extorsión miserable y asquerosa: porque si hay trata, no nos engañemos, es porque hay una creciente demanda de prostitución en el mundo.

Ficha Técnica

Título original: Chicas nuevas 24 horas

Año: 2015

Duración: 70 min.

País: España

Director: Mabel Lozano

Guion: Mabel Lozano, Alicia Luna, Susana Fernández

Música: José Ignacio Arrufat

Fotografía: Rafa Roche

Reparto: Documentary

 

Fuente: https://es.aleteia.org/2017/10/06/chicas-nuevas-24-horas-contra-el-comercio-con-ninas-y-mujeres-en-latinoamerica/?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mail&utm_content=NL_es

Artículos relacionados:

email