Comunicado de la Misión Internacional de Estudio e Investigación de la Consulta Popular

Por invitación de la Comisión de Garantes de la Consulta Popular convocada por la Asamblea Nacional de Venezuela, se conformó una Misión internacional de estudio e investigación del proceso electoral del 16 de julio de 2017, compuesta por personalidades políticas y académicas, así como por representantes de instituciones de observación electoral de América Latina.

La jornada tuvo dos facetas políticas que sobresalieron.

En primer lugar, la participación de los encargados de las mesas electorales y la asistencia a las urnas fue masiva. Indicó la capacidad de organización de la sociedad civil -que asumió el costo de algunas actividades y materiales- y la convicción democrática de la ciudadanía que entiende la elección como el momento privilegiado de la democracia. Es importante que los organizadores ofrezcan información detallada y desagregada sobre la participación y sobre los votos válidos y nulos en cada una de las tres preguntas.

En segundo lugar, la participación de los ciudadanos se realizó en un ambiente tranquilo, o incluso de entusiasmo. Una mención especial requiere la fuerte presencia de mujeres en las mesas electorales. El asesinato de una ciudadana en Catia debe ser sancionado. Se trató de un hecho aislado, que contrastó con el escenario general de serenidad, a pesar de la inexistencia de medidas de seguridad públicas.

Estos hechos de naturaleza política, inherentes a la iniciativa convocada por la Asamblea Nacional, relegaron a un segundo plano los aspectos técnicos de la Consulta Popular. Sobre estos elementos, es indispensable subrayar la capacidad de la organización para habilitar más de 14.000 mesas en más de 2.000 recintos de votación y capacitar a los responsables, en un lapso extremadamente reducido de tiempo. Los mecanismos de votación fueron manuales. Destacó la seriedad con la cual asumieron sus funciones los distintos niveles involucrados en la Consulta Popular.

Pese a esos logros, debe indicarse que, si bien los datos preliminares corroboran las impresiones cualitativas de una alta movilización, la ausencia de utilización del padrón electoral redujo la precisión técnica de la Consulta Popular para establecer el nivel de participación. Por otro lado, el secreto del voto careció de garantías. Fue común que los ciudadanos votaran delante de los encargados de mesa. Si bien ese hecho no generó incomodidad -y reflejó que la votación fue fundamentalmente un hecho de ciudadanos identificados con la oposición-, alejó a la Consulta de un rasgo básico de los procesos electorales.

La Consulta Popular constituyó un hecho político relevante. Se celebró en un escenario en el cual los desafíos para los actores políticos permanecen, en particular, la necesidad de establecer canales de comunicación permanentes y fluidos entre fuerzas que debieran percibirse como antagónicas, mas no como enemigas. Esos espacios son fundamentales para debatir y encontrar soluciones para una crisis de múltiples dimensiones. Esta tarea indispensable requiere un ambiente político respetuoso del Estado de derecho, las competencias de cada Poder del Estado, hoy inexistente; enmarcado en las reglas constitucionales, la realización del cronograma de los procesos electorales y la protección de los derechos humanos.

Carlos de Mesa Gisbert

Ex Presidente de Bolivia

Diana Chávez

Transparencia Perú

Alfredo Alcalá Montaño

Alianza Cívica México

Natalia Salgado

Participación Ciudadana Ecuador

Salvador Romero Ballivián

Asesor Electoral

Artículos relacionados:

email