¿Comando antigolpe?

Oscar Bastidas-Delgado

Recientemente Maduro constituyó el Comando Especial Antigolpe por la Paz y la Soberanía. Cualquier observador del rol jugado por las anteriores Fuerzas Armadas Nacionales y la ahora denominada Fuerza Armada Nacional Bolivariana actual (FANB), tiene el derecho a dudar del objetivo asignado a ese comando de impedir un golpe militar después en estos 17 años de dominio oficialista absoluto de esa fuerza.

Razones existen. Con su innegable memoria y posesión del código militar, código del que Maduro carece, el fallecido Chávez reestructuró lo militar bajo los lineamientos de la supuesta alianza “cívico-militar” ceresolista para mejor servicio al “proceso”; para ello podó las líneas de mando y militarizó espacios hasta el momento reservados al sector civil como los ministerios, las empresas públicas y el servicio exterior. Permitió a los militares manejar cifras astronómicas como las del Plan Bolívar 2000 y compró armas en demasía a España, Rusia y otros países para una supuesta guerra con Colombia, sin explicar por qué en tres lustros no percibieron la presencia del imperialismo inglés en Guyana ni las apetencias militaristas brasileras que desde la dictadura militar tienen al Orinoco como norte de su zona estratégica.

Inconforme aún, Chávez impulsó valores militaristas a los colectivos y las camisas rojas que obligados rellenan las marchas oficialistas y estableció linderos con los civiles que no se le pusieron firmes excluyéndolos del asistencialismo “socialista” y de lo laboral con listas al estilo Tascón, considerándolos enemigos y convirtiéndolos en objeto de coacción y presidios.

También Chávez condujo una profunda reforma de la Ley Orgánica de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana en el 2008, que elevó a la categoría a Oficial Técnico a los Suboficiales Profesionales de Carrera de los diferentes Componentes de la FANB y reforzó la idea del principio de corresponsabilidad con el surgimiento de “la Milicia Nacional, cuerpo especial que estará en todo tiempo adiestrado e integrado en las áreas donde ante la materialización de alguna de las hipótesis de conflicto les corresponderá actuar”, ampliando así su base de apoyo ante unas fuerzas que no le ofrecían suficiente confianza.

Como corolario de esos cambios legales, constituyó el Comando Estratégico Operacional como“máximo órgano de planificación, programación, dirección, ejecución y control estratégico operacional específico, conjunto y combinado” de la FANB dependiendo directamente de la presidencia, colocando en como coordinador al General Padrino López. Ese Comando tiene capacidad de movilizar la totalidad de los comandantes y tropas de los estados para movilizaciones y participación a conveniencia con una simple llamada de celular.

Ante esta realidad de dominio absoluto de las FANB por Maduro y Padrino López, creer entonces en un posible golpe sería similar a creer en la falacia de la guerra económica en un país en el que la burguesía tradicional de los Machado, Zuloaga y Vollmer dejó de existir y fue sustituida por una boliburguesía bolivariana– Lista Giordani dixit – y un capitalismo de Estado con controles salariales y de precios y posesión del 96% de los ingresos nacionales.

Con razón Carlos Blanco en reciente artículo afirmó que “Habiendo dicho el propio régimen que hay golpe y en el entendido de que no hay golpe sin militares, cabe preguntarse dónde están o han estado esos militares disidentes. No serán los retirados o los que “mandaron para su casa”, porque carecen de fuerza operativa. Sólo pueden ser oficiales activos, en pleno ejercicio de sus funciones militares […] Dicho esto, solo los militares que, según Padrino López, son homogéneamente chavistas quedan para dar el golpe”.

Según Blanco, Maduro propone la siguiente adivinanza: “¿con cuáles militares es el golpe? La respuesta solo la conocen Maduro y sus cercanos seguidores. Quien esto firma solo se atreve a opinar que en lo económico este gobierno se aplicó un harakiri y en lo militar el único golpe posible sería un “autosuicidio” como diría un célebre político también fallecido.

 

Artículos relacionados:

email