Centro de Investigaciones Antropológicas de Guayana se pronuncia ante el asesinato de Freddy Menare

UNIVERSIDAD NACIONAL EXPERIMENTAL DE GUAYANA

Coordinación General de Investigación y Postgrado

Centro de Investigaciones Antropológicas de Guayana

COMUNICADO MUERTE FREDDY MENARE

En un acto cuyas motivaciones aún permanecen oscuras, fue asesinado el dirigente de la Organización Indígena Piaroa Uwothuha del Sipapo (OIPUS) Freddy Menare. Siendo Freddy un líder emergente, en los tiempos del recordado Lino, comenzamos a trabajar con ellos en un proyecto de autodemarcación que permitiera a los Uwotjuja avanzar en los procesos de reconocimiento territorial que la novísima Constitución venezolana de 1999 garantizaba. Dicho proyecto, llevado adelante con procedimientos similares a los desarrollados por el exitoso proyecto ye’kwana del Caura, tuvo a Freddy de protagonista principal, sea como líder de los equipos de recolección de información, sea como puente entre el CIAG y la organización piaroaUwotjuja. Él fue una figura fundamental y omnipresente en este proyecto sin cuyo esfuerzo los resultados no hubieran sido los mismos. Hace años el informe de este proyecto fue parte sustantiva del expediente de solicitud de demarcación del territorio Uwothuha/Hiwi de la cuenca del Sipapo y Orinoco Medio, cuyo otorgamiento espera en el sueño de los justos de la gaveta de algún funcionario del gobierno.

Desde entonces Freddy Menare es nuestro amigo. Sabemos que luego del proyecto Freddy siguió trabajando por los derechos de su pueblo. Nunca decayó. En los últimos tiempos denunciaba, junto con Otilio y Carlos Andrés, la presencia de mineros y de las FARC en sus territorios sin que el gobierno actuara. Freddy era un hombre firme y consecuente pero como buen Piaroa jamás agresivo. Siempre sonreía y ayudaba a resolver problemas, jamás a crearlos. Fue un compañero de ruta ideal. Hoy es asesinado y tememos que su muerte quede impune como ocurre con más del 90% de los asesinatos en Venezuela. Además, nos resulta extraño que sea asesinado de un tiro en la espalda justo cuando denunciaba, como era habitual en el liderazgo uwothuha, la presencia minera en sus territorios, presencia que hoy está fortalecida por la política extractivista del Arco Minero. En consecuencia y haciendo honor a la memoria de nuestro amigo Freddy Menare, exigimos a las autoridades policiales el pronto esclarecimiento de su asesinato. Ello no debe quedar impune.

Hoy el “alma de la razón” de Freddy descansa en su Paraíso del Parakä, donde disfrutará de una fiesta warime eterna en la que amará y comerá por siempre deliciosos platillos. Se lo merece.

Dra. Nalúa Silva Monterrey

Coordinadora CIAG

Dr. Alexánder Mansutti Rodríguez  

Investigador Jubilado Coordinador del Proyecto Piaroa

Artículos relacionados:

email

Acerca del autor

Periodista [UCAB]. Jefa de redacción de la Revista SIC.