Centenario de Juan Rulfo: El escritor mexicano y el jesuita Padre J. Gumilla

La figura de Juan Rulfo es la protagonista desde esta semana de una larga lista de actividades literarias y culturales que se realizarán en México para conmemorar el centenario del autor de “Pedro Páramo” y que concluirán el 20 de mayo

Jesús María Aguirre s.j.

En una entrevista realizada a Juan Rulfo por el escritor venezolano Gabriel Jiménez Emán, el texto va titulado: “La elocuencia del silencio: Encuentro con Juan Rulfo”, y en la entrevista el mexicano alude al jesuita José Gumilla, epónimo de nuestro Centro.

Nos ha llamado la atención el interés que Juan Rulfo mostró por los cronistas y particularmente por el autor de “El Orinoco Ilustrado”, escrito por dicho jesuita, cuyo nombre es más bien conocido por los historiadores que por los literatos, si bien muchos la consideran un libro imprescindible para el conocimiento de Venezuela.

Según acota Jiménez en la entrevista Juan Rulfo, debido a la muerte de sus padres fue internado en un orfanato con ocho años. Como el cura párroco de su pueblo San Gabriel temía la expropiación de la curia con su biblioteca, pidió a la abuela de Juan Rulfo que se la guardara. Así es como Juan comenzó a devorar libros en plena guerra cristera.

En el encuentro surgido por un reconocimiento casual de Juan Rulfo por Jiménez en una librería de Barcelona en abril de 1982 entablaron una amena conversación sobre sus lecturas e intereses literarios que extractamos a continuación, seleccionando las referencias al jesuita Gumilla.

  • Buenos días, disculpe, ¿por casualidad no es usted Juan Rulfo?

Se me queda viendo y me responde:

  • Sí, soy Rulfo. (…) Estoy de paso por aquí. Llegué a Madrid, donde estuve varios días como parte del jurado del Premio Príncipe de Asturias. Obtuve el premio el año pasado y pasé este año a ser jurado (…). Y usted, Jiménez, vive acá?
  • Si, vivo aquí hace dos años.
  • ¿Y a qué se dedica?
  • Escribo cuentos y ensayos.
  • Yo sólo escribo cuentos, y a duras penas –me responde–.

(…) Dígame, Jiménez… ¿a usted le gustan las Crónicas de Indias?

  • Eh… sí, claro, me gustan mucho –respondo nervioso.
  • La literatura de los Cronistas es la que más leo ahora –dice é–. Desde hace tiempo ando detrás de una edición de “El Orinoco ilustrado y defendido, del Padre Gumilla. ¿Lo ha leído usted?
  • Sí, he leído fragmentos…
  • Tengo entendido que en Venezuela es posible encontrar ese libro.
  • Sí, lo ha editado allá la Academia Nacional de la Historia.
  • ¿Es posible conseguirlo?
  • Sí, veré cómo hago para que me lo envíen, y luego yo remitírselo a usted a México.
  • Me haría un gran regalo.
  • Haré lo posible.

Rulfo me dice que hace mucho tiempo leyó a Gumilla en México, pero que luego sus libros no se han editado más allá y tampoco se consiguen en librerías.

     –  De joven, me iba a leer libros de los cronistas de Indias en la Biblioteca de la Universidad de México. Los leí casi todos en ratos libres, cuando el trabajo burocrático me lo permitía. (…)

Aunque no hay muchos Rulfos por América Latina y Venezuela queremos comunicarles que en el Centro Gumilla es posible conseguir la edición de “El Orinoco ilustrado y defendido”, publicado por la Academia Nacional de la Historia, gracias a una nueva impresión que se hizo con motivo del aniversario.

* Todasadentro (15-10-2014)

Para quienes estén interesados por la obra no sólo literaria sino también fotográfica de Juan Rulfo recomendamos el enlace siguiente:

http://periodistas-es.com/centenario-del-nacimiento-juan-rulfo-85883

Artículos relacionados:

email