Carta pública al Defensor del Pueblo Tarek William Saab

Tarek:

Escribo esta carta pública, que debería ser privada, para intentar que llegue a su conocimiento.

Hace muchos años seguí sus intervenciones sobre los Derechos Humanos, considerándolo a usted un hombre comprometido con ellos.

Por esa razón, creí que su participación en la Constituyente del 99 era una garantía para que ellos fueran tomados en cuenta. Lo que sí se hizo.

Lo aprecié.

Sin embargo, su actuación no tiene nada que ver con los principios allí expuestos.

¿Qué le pasó?

Cuando vi el video de su hijo Yibram, a quien conocí de niño porque era compañero de una de mis nietas en el Colegio Don Bosco de Nueva Barcelona, sentí admiración y dolor.

Admiración por su valentía al reclamarle públicamente su complicidad con la ruptura del orden constitucional, con la terrible y feroz represión de los cuerpos de seguridad del gobierno, por permitir que la injusticia se haga dueña del país.

¿Por qué NO ha cumplido con su deber?

Dolor porque su hijo percibe que usted dejó en el camino los principios y valores en los que formó a su familia.

Cada venezolano caído por la represión de este gobierno nos duele como propio. Podría ser su hijo o el mío.

Tarek, HAGA LO CORRECTO

Elizabeth Ayala de Guinand

C.I. 1.881.919

Artículos relacionados:

email