Cajamarca: El pequeño pueblo que frenó a un gigante minero

La localidad colombiana le dijo NO a la minería y evocó aquello de David contra Goliat

Aleteia Colombia/Pablo Cesio

“Armando conduce por una carretera estropeada por toda una noche de lluvia, hace sonar la bocina frente a cada finca campesina. ‘Nos vamos a votar, nos vamos a votar’, grita con acento tolimense. En el pueblo de Cajamarca hay un hervidero de gente que madrugó para participar de la consulta popular contra la minería en este municipio””

Así comienza una de las tantas crónicas de la prensa local colombiana, en este caso de Colombia Plural, al inicio de la jornada de este domingo.

Para muchos se trata de un hecho histórico y hasta comparable con el relato bíblico en el que David le ganó a Goliat. Es que la gran mayoría de los habitantes de Cajamarca (unos 20.000 en total), una pequeña localidad del departamento de Tolima, provincia de Ibaqué (Colombia) ofrecieron una contundente respuesta.

La pregunta, realizada a través de una consulta popular que se realizó este domingo, era si estaban de acuerdo con la ejecución de proyectos y actividades mineras en el territorio.

En base a datos difundidos por la entidad electoral Registraduría Nacional del Estado Civil, del total de votos depositados en la consulta, 6.165 dijeron NO, mientras que tan solo 76 optaron por el SÍ, cifra que representa algo así como el 98 % de los votos contra de las actividades vinculadas a la minería.

En ese sentido, 16.312 personas eran las que estaba habilitadas para votar este domingo y para alcanzar el umbral necesario para validar la consulta se necesitaba el voto de 5.438 ciudadanos, algo que sucedió.

El hecho recobra importancia debido a que la decisión de los habitantes luego de esta consulta popular, de acuerdo en lo establecido por la Ley 1757 del año 2015, es obligatoria.

De momento, una de las principales empresas afectadas por la decisión de la ciudadanía será la empresa Anglo Gold Ashanti, que estaba a cargo de proyecto aurífero La Colosa, uno de los más grandes del país y del mundo con reservas estimadas en 28 millones de onzas de oro, considera El Colombiano.

A raíz de esto, la propia empresa emitió un escueto comunicado luego de conocidos los resultados de la consulta en el que garantizan que acatarán las decisiones.

“Somos respetuosos de los mecanismos de participación ciudadana y de sus resultados (…) Lamentamos que, por cuenta de un debate mal planteado sobre la minería en Colombia, se ponga en riesgo que el país y la región reciban los beneficios de la minería bien hecha y responsable (…) Ante el resultado, analizaremos las consecuencias y el impacto que tiene sobre el proyecto y sobre la minería en Colombia”.

Sin dudas, la voz de Armado representa la de los activistas contra las explotaciones mineras en el territorio en cuestión y gracias a personas como él fue posible motivar a los ciudadanos a acudir a las urnas. Al mismo tiempo, representa el sentir de un pueblo que pretende seguir apostando por las actividades agrícolas, como ha sido siempre, en detrimento de los proyectos mineros.

La lucha de David contra Goliat sucedió en Cajamarca, que se transformó en un símbolo del combate contra la minería en Colombia y que representa una invitación a otros municipios y localidades a recorrer el mismo camino. Pues a diferencia de lo que pasaba hasta ahora, estas consultas populares tienen efecto vinculante y la decisión debe ser acatada. 

 

Fuente:

http://es.aleteia.org/2017/03/27/cajamarca-el-pequeno-pueblo-que-freno-a-un-gigante-minero/?utm_campaign=NL_es&utm_source=daily_newsletter&utm_medium=mail&utm_content=NL_es

Artículos relacionados:

email