Abuso de poder y ventajismo: en vivo y en prime time

Javier Contreras

Señalar que el gobierno manipula la información, manejándola a su antojo y conveniencia, es redundar. Decir que la propaganda y la agitación político – partidista (incluso manifestando violencia hacia quien piensa distinto) es el rol que el gobierno desea que cumplan los medios de comunicación, es algo bien conocido por todos. Dejar de mencionar esto constituiría una desconexión entre lo estructural y lo coyuntural, representando un riesgo a la hora de pretender abordar el manejo político del hecho comunicacional.

En un acto realizado en la plaza Bolívar de Caracas, el lunes 3 de julio del 2017, transmitido en cadena nacional, Nicolás Maduro rodeado de su habitual séquito, anunció que los candidatos a la ilegítima asamblea nacional constituyente tendrán a su disposición el espectro radioeléctrico de todos los venezolanos, para darse a conocer y hacer públicas sus propuestas.

Si el criterio es universal e incluyente, no habría irregularidad alguna. Aplicarlo en esta ocasión, cuando se sabe que lo convocado para el 30 de julio no es una elección real, y por tanto amplios sectores de la vida pública nacional estarán legítimamente ausentes, representa un uso indebido y arbitrario de los medios de comunicación para convertirlos en plataforma publicitaria de los actores que concentran el poder.

Otro punto relacionado al manejo ventajista de los medios es la invisibilidad, es decir, la no cobertura de Abuso de poder y ventajismo hechos determinados. Un ejemplo de ello es lo ocurrido el martes 4 de julio del 2017, cuando ante la Sala Plena del Tribunal Supremo de Justicia se llevó a cabo el inicio de las sesiones para establecer la posibilidad de Ante Juicio de Mérito contra la Fiscal General de la República, Luisa Ortega Díaz.

El acto lo abrió el Presidente del TSJ, luego intervino Pedro Carreño, cuyas declaraciones fueron transmitidas íntegramente por VTV, siendo retransmitidas por Globovisión. Una vez correspondió el uso de la palabra a la defensa de la Fiscal, la señal matriz del canal del Estado, único medio autorizado para estar presente en el lugar, decidió poner al aire el ensayo del desfile militar del 5 de julio, retornando al TSJ cuando la exposición de la defensa estaba concluyendo, para posteriormente mantener la señal en vivo hasta el final de la sesión, lo que incluyó intervenciones del Defensor del Pueblo y el Contralor General.

Pensar que la discrecionalidad en el manejo comunicacional obedece exclusivamente a un estilo de gobernar, enfocado en colocar en la palestra pública los temas que resulten convenientes para quienes ejercen el poder, es quedarse con una parte de la realidad. El dominio y los controles del espectro radioeléctrico y, actualmente, lo relacionado al internet, es un medio para el fin al que apunta la llamada revolución bolivariana: injerencia en todos los aspectos de la vida nacional, evitando, persiguiendo y eliminando toda voz que exprese disidencia.

Tengamos presente que los medios y su funcionamiento son punto clave de lo que se va a proponer en la fraudulenta constituyente. Más control, más censura, más represión. Lo que está sucediendo no es improvisado, tiene antecedentes y se enmarca dentro de un plan.

Artículos relacionados:

email