Territorialidad, mafias y corrupción

cocainaMiguel Ángel Barrios

Los Estados continentales industriales son los únicos sujetos o actores que podrán poseer soberanía o capacidad de autonomía en un “orden” mundial emergente. En nuestro caso, esto significa retomar el camino de la integración latinoamericana que empieza por la unidad del macizo geopolítico suramericano y por el programa de San Martin, Bolívar y Perón, entre tantos otros.

Sin embargo, el crimen organizado como empresa multinacional territorial del delito con fines de rentabilidad económica, al imbricarse con Estado, lo fragmenta. Y además, nos parece una equivocación analizar al crimen organizado como un poder externo, en verdad éste es abstracto sin el Estado.

Primero daremos un concepto de mafia. Históricamente remite a la Cosa Nostra siciliana. Es decir, una organización criminal estructurada fuertemente en un territorio y a una familia y al interior de los cuales el vasallaje es reforzado por la ley del silencio y por ritos de iniciación. Entonces el concepto de mafia se fue generalizando desde esta acepción: la de organización criminal.

Algunas de ellas como los carteles en América Latina se fueron especializando en torno al tráfico de droga, y ya en los últimos años las organizaciones criminales se dedican al politráfico.

Desde el punto de vista geopolítico, consideramos interesante la clasificación que realiza Alan Larousse (Alan Labrousse,Geopolítica de las Drogas, Editorial Marea.BsAs.2014) porque la consideramos didáctica como una Introducción a modelos de relaciones entre territorialidad, Estado y Organizaciones Criminales.

MAFIAS “CONTRA” EL ESTADO

 1. La mafia siciliana en y en contra el Estado

El clan de los Corleone comercializaba el 80 %de la droga en los estados del noreste de los EEUU, además de imponerse violentamente a otros clanes al precio de cientos de muertos, así fueron asesinados personalidades como los jueces Falcone y Borsellino que fueron a combatir la mafia a Sicilia. Este uso de la violencia demuestra la geopolítica ambigua de la mafia siciliana producto de una estrategia en su relación con el Estado: por un lado lo combate y por el otro, se mixtura con el Estado y se convierte en Estado, con la penetración al interior de los Estados. Esta primera guerra contra el Estado acarreó la caída de la Primera República y el derrumbe del Partido Demócrata Cristiano y del Partido Socialista que se habían beneficiado con los intercambios de servicios con la mafia .Y constituye otro capítulo los vínculos asociativos entre la mafia siciliana y la creación del partido Forza Italia y luego con Silvio Berlusconi.

 2. Los carteles colombianos: el caso del Cartel de Medellín y el Estado colombiano

Contrariamente a la Cosa Nostra, los carteles colombianos se formaron en torno al narcotráfico. El más conocido de todos , el Cartel de Medellín -capital del departamento de Antioquia-, tuvo la habilidad de asociar a la elite urbana de Medellín con Pablo Escobar Gaviria con las elites financieras y políticas del país proponiéndoles tomar parte en el negocio de la cocaína.

La guerra de Escobar contra la sociedad más allá de suplir al Estado en muchos aspectos llevó a su muerte en 1994. En este caso, las autoridades colombianos contaron con el apoyo de Washington.

Continuar leyendo en el siguiente vínculo:  http://www.alainet.org/es/articulo/180856 

Artículos relacionados:

email