Teresa de Calcuta: La Santa de la Oscuridad

2481

Brian Kolodiejchuk, miembro Canadiense de las Misioneras de la Caridad, fue el postulador oficial de la canonización de Teresa de Calcuta, quien fue declarada santa el 4 de Septiembre. El es el editor de Come Be my Light, (Ven se mi Luz) una colección de sus cartas y notas publicadas en el año 2007, en el cual se reveló la lucha de la Madre Teresa con décadas de oscuridad interna

James Martin, S.J

Padre Brian, felicitaciones en la canonización de la Madre Teresa. Me gustaría hablar con usted sobre su “noche oscura”. ¿Nos puede decir cómo esto salió a la luz por primera vez?

Gracias a Dios los Jesuitas tuvieron la precaución de guardar esos! En su mayoría eran del Padre [Celeste] Van Exem, su director espiritual en Calcuta durante aquellos años de inspiración y los siguientes. Además el Arzobispo Périer, Arzobispo de Calcuta, quien también era Jesuita y luego los Jesuitas que vinieron más tarde – el Padre [Lawrence] Picachy, más tarde Cardenal Picachy y luego el Padre [Joseph] Neuner.

Ellos guardaron los documentos. No nos dimos cuenta que estaban allá hasta que el trabajo de recolectar los documentos comenzó, incluso antes de que el proceso actual comenzara. Cunado chequeamos los archivos de los Jesuitas en Calcuta y la casa de Arzobispo en Calcuta, las cartas salieron a la luz.

Estas cartas formaron parte del proceso mismo y una vez que esto ocurrió, sólo era cuestión de tiempo de cuando ellas serían reveladas – si ahora, ó digamos, dentro de 50 años, cuando el material de archivo sea revelado. Pero uno de los nueve teólogos que vieron al positio – la vida, virtudes y fama de santidad – sugirió que fueran publicadas. En realidad, el archivista de la Provincia de Calcuta usó algunos de ellas en un artículo en el Revista para Religiosos y el Padre Neuner también había escrito algo, usando algo de esto. Por lo que pensé que lo mejor sería entregar todo lo que teníamos en la oscuridad. Por lo tanto, Ven sé mi Luz tiene todo, menos uno a dos cartas que llegaron después.

Ella nunca le había hablado sobre estas experiencias, ¿es eso correcto?

Esta es una de las cosas de las que ella nunca habló y muy deliberadamente. Las hermanas, e incluso yo, le preguntábamos sobre la ¨inspiración¨ – Septiembre 10, 1946 – y nunca decía nada; solamente si el Papa en obediencia le decía que dijera algo. Esto era tan sagrado para ella. Así que ella se las arregló para ser una persona muy pública y al mismo tiempo fue capaz de mantener esta experiencia oculta. El Padre Van Exem le dijo a uno de los Jesuitas en Calcuta, que le dijo a unos de nuestros sacerdotes que el Padre Van Exem tenía cinco cajas de materiales. La Madre se mantuvo presionándolo para destruir todas esas cosas. Ahora estoy seguro que su perspectiva es diferente!

Afortunadamente, tuvieron la sensatez de guardarlas, porque ellas revelan una parte muy importante de la santidad propia de la Madre Teresa y un aspecto importante del carisma de las Misioneras de la Caridad. Queremos ser solidarios con los más pobres de los pobres materialmente, pero cuando ella fue al Occidente, ella diría más y más que la más grande de las pobrezas en el mundo actual era el ser no amado, no deseado y no cuidado. Y esa era su propia experiencia.

Paradójicamente, ella estaba tan unida a Jesús que Él podía compartir con ella su más grande sufrimiento en el Jardín de los Olivos y un sentido de abandono en la cruz, como otros santos experimentaron. La parte única de aquella oscuridad conectada a la Madre Teresa es ésta. La experiencia de Santa Teresa [Thérèse de Lisieux] estaba más en el contexto de una prueba de fe. Y a finales del 1800 y comienzos del 1900 esa era una gran incógnita – de fe y el significado del ateísmo. Pero esta pobreza moderna de ser no amado, de soledad, que la Madre Teresa estaba experimentando, también era una clase de pobreza espiritual.

Ver más en el siguiente vínculo: http://www.cpalsocial.org/1358.html

Artículos relacionados:

email