Solidaridad espiritual para construir la paz en Colombia

colombia-paz-farc-1920

Guido Zuleta

Para muchas comunidades de espiritualidad liberadora, integrantes de la Red Ecuménica  de Venezuela, el resultado del plebiscito efectuado en la hermana República de Colombia, el domingo 02.10.2016, resultó especialmente sorpresivo, al no ratificar los acuerdos definitivos de paz firmados el 26.09.2016, en Cartagena, entre el presidente Santos y el máximo líder de las FARC Timoleón Jiménez Timochenko,  con la presencia del Presidente Nicolás Maduro, de otros 15 jefes de Estado, del Secretario General de la ONU y del Canciller del Vaticano Pietro Parolín.

El domingo 2 de octubre 2016, en el plebiscito que consultó al pueblo sobre su afirmación o rechazo de los acuerdos firmados, resultó con una abstención de más del 60% de la población,  y una votación levemente mayoritaria del no acuerdo. El avance a la paz definitiva, en consecuencia, requiere superar un nuevo obstáculo. 

Las comunidades de buena voluntad de Colombia, de Nuestra América y del mundo, ante este resultado adverso, requieren fortalecerse espiritualmente para no decaer en la misión constructora de paz. En tal sentido, requieren animarse mutuamente para contribuir a valorar el gran esfuerzo realizado durante los últimos años y a superar los obstáculos existentes en función de la construcción de la anhelada paz con verdad y justicia.

Debe tomarse en cuenta que estos acuerdos se firman después de más de 50 años de conflicto armado, con antecedentes trágicamente fallidos de lograr la paz. Como la experiencia de la Unión Patriótica, fundada en 1985 por varios frentes guerrilleros de las FARC y el ELN la cual, entre 1987 y 1997 padeció el asesinato de más de 6.000 de sus integrantes. Y luego de un enorme esfuerzo nacional, con apoyo de buena voluntad internacional de gobiernos y pueblos amigos. Resaltó en el acto de la firma, el emotivo reconocimiento de Timochenko: “con toda sinceridad pedimos perdón a todas las víctimas del conflicto por todo el dolor que pudimos causar durante la guerra”.

En el acuerdo firmado, luego de años de negociaciones en La Habana se contempla 6 aspectos en la ruta para la paz definitiva: El fin de la guerra, la lucha contra el narcotráfico, política de desarrollo agrario integral, participación política, reparación de las víctimas e implementación del acuerdo. Se plantea la conformación de un sistema integral de verdad, justicia, reparación y no repetición con el fin de logar la mayor satisfacción posible de los derechos de las víctimas. Y la constitución de una comisión de seguimiento y verificación del acuerdo, integrada por tres representantes del Gobierno y tres de las FARC.

En esta ocasión, las comunidades de defensa ética de los Derechos Humanos y con  actividad pastoral activa en el seguimiento del mensaje de Jesús Liberador: “mi paz les dejo, mi paz les doy”, alientan a las comunidades y al pueblo colombiano y nuestro americano a reforzar su empeño ampliando los espacios de consulta con los sectores nacionales e internacionales solidarios. Y a mejorar la información veraz para superar las campañas distorsionantes tendenciosas, para que, esta vez, con base en los acuerdos asumidos y los que se puedan ampliar mediante el diálogo responsable, se superen los obstáculos a la construcción de la paz con verdad y justicia en Colombia, que es contribuir a la paz de Nuestra América en esta hora. 

Nota: 

Programa: “LLEGÓ LA HORA” de FUNDALATIN Nº 779. Sábado 08/10/2016  transmitido por Radio Nacional de Venezuela Canal Informativo. Dial 91.1 FM y 630 AM. Los  sábados  de 8.00 a 8.45 AM. Registro Productor Nacional Independiente No.11610.

Artículos relacionados:

email