Sacerdote Jesuita Alfredo Infante: “La polarización política fracturó la Iglesia”

IMG-20160721-WA0001Daniel Rodriguez

El sacerdote Jesuita, Alfredo Infante (AI), director de la revista SIC del Centro Gumilla, fue entrevistado por el periodista José Israel González (JIG) en el programa Usted Tiene la Palabra que se transmite en el canal regional Somos TV y a nivel nacional a través de Canal I.

JIG.- Una congregación de Jesuitas, 100 años están celebrando hoy con más orgullo y a lo mejor con mayor fortaleza porque tienen nada más y nada menos que en el vaticano un Papa Jesuita, pero yo quisiera antes de hablar un poco de la iglesia actual, los cambios que se han dado en el país, aquella Venezuela y la de ahora en tiempos de la revolución Bolivariana, ¿Qué hace un Sacerdote en África? Es decir, en la tierra de las guerras olvidadas, ¿va a enseñar a los pobres de África desnutridos a rezar? O a vivir? Estuviste en África, en el corazón de un submundo donde el ser humano es de 4ta categoría, ¿que hacías ahí?

AI.- Bueno yo personalmente siempre he sido muy sensible a todo el tema de la superación de la pobreza, creo que la pobreza es lo que en la iglesia llamamos un pecado estructural y creo que África es diríamos como dentro de lo que es el mundo Global, es la cara más dramática de esta globalización excluyente no? Y en ese sentido ahí esta el rostro patético, el rostro de los pobres.

JIG.- Tu pediste ir o te mandaron?

AI.- Si, yo hice todo un proceso de discernimiento, yo siempre soñé ser un misionero pues, y se me presento la oportunidad de hacer un discernimiento para ir a África y en concreto en Angola y en ese momento el servicio Jesuita refugiado que es una organización humanitaria de la compañía de Jesús, tenía unos proyectos muy interesantes en Angola, Angola estaba saliendo de un conflicto de larga data, con una crisis humanitaria muy fuerte, y unos cuadros de pobreza y de miseria muy fuerte. Y se me pidió si me animaba a eso, y como coincidió mis deseos con la oferta  y me fui a África.

JIG.- Cuanto tiempo estuviste en áfrica?

AI.- Estuve 4 años.

JIG.- Y que hacías en Angola?

AI.- En Angola, ahí estaba un proceso de pacificación, Angola estaba entrando en un proceso de reconstrucción nacional que después lamentablemente la guerra recomenzó y destruyo todo ese proceso y yo soy fundamentalmente un hombre que por las características de donde vengo desde la iglesia de la que vengo, un hombre de iglesia que es capaz de escuchar y de soñar y de construir desde abajo, entonces también estuve encargado de los proyectos educativos en ese proceso de reconciliación.

JIG.- La gente puede pensar que bueno ibas a Angola a encontrarte con los pobres para ponerlos a rezar.

AI.- Bueno también, por supuesto que también, eso es  una misión.

JIG.- Es decir a alimentar el espíritu en aquella pobreza?

AI.- Pero fundamentalmente acompañar un camino de reconstrucción nacional y en ese camino de reconstrucción nacional hay que acompañar a la persona porque las guerras dejan hondas heridas en el corazón de las personas y en el tejido social, entonces todo el proceso de reencuentro, de sanación de las heridas, del perdón de la reconstrucción pero al mismo tiempo de la promoción humana a través de la educación.

JIG.- Ahora, la pobreza continua, la guerra continua y tú los dejaste, te fuiste?

IMG-20160721-WA0012AI.- Sí, sí, eso es dramático, doloroso, yo creo que los problemas de pobreza son problemas estructurales, son problemas globales que competen al concierto de las naciones hasta que no se establezca como el papa Francisco ha venido insistiendo en sus dos encíclicas el evangelio y la alegría y el Laudato si, una plantea todo el tema de la evangelización como una propuesta de una nueva racionalidad humana y global que realmente los seres humanos nos reconozcamos como hermanos y nos respetemos como hermanos tanto a nivel de la convivencia nacional como la convivencia global y el Laudato Si tiene que ver con esa fraternidad con la naturaleza, ósea hasta que no entremos diríamos por la puerta estrecha que la que tanto hablaba Jesús, que en definitiva es la fraternidad y el respeto y el sentirnos como humanidad, hermanos, hasta esa medida no cesará el drama de la pobreza sin embargo creo que los aportes concretos son importantes, y en ese sentido yo si creo que ahí hubo , en ese proceso en el que yo participe hubo gente local que en el mismo proceso creció profundamente y que después que yo me vine que siguió apostando en ese proceso.

JIG.- Cuando el papa Francisco le lanza en la cara a los poderosos del mundo que se reunieron hace meses atrás que no se olviden de los pobres, bueno ahí hay una sentencia no?

AI.- Por eso se fue a África, para dar.

JIG.- Pero también hay gente, muchos piensan, que fue la propia iglesia también la que abandonó a los pobres como desde el punto de vista estructural, es decir eso no quiere decir que existiera gente en su apostolado para compartir con los pobres, pero parecía que había una iglesia alejada de aquello y los vientos que soplan ahora con la presencia de Francisco Jesuita y Latinoamericano pareciera que la iglesia se está reencontrando con los pobres.

AI.- Bueno por lo menos el papa ha hecho una insistencia importante en estas dos encíclicas y también en este año de la misericordia su insistencia a sido fundamentalmente que la iglesia sea realmente un sacramento de lo que anuncia, y que significa eso? Un sacramento es un signo, es ser signo visible de lo que anunciamos, entonces en ese sentido es una invitación a que la iglesia viva en sus entrañas el evangelio y en su modo de relacionalidad  y eso significa también que como seguidora de Jesucristo tenemos que dejarnos configurar por ese camino de Jesucristo, por eso tenemos que contemplar a Jesucristo que estuvo en medio de los pobres, anunciando la buena noticia para todo, Jesús anuncia a toda la humanidad la buena noticia, pero su lugar de anuncio son los pobres.

JIG.- Y fíjate algo no, da la impresión, se escribe sobre eso, se comenta, se habla, de que la presencia del papa Francisco era necesaria en la iglesia católica para refundarla, para refrescarla, para relanzarla porque veníamos de una estructura decadente que entre otras cosas, no había logrado conectarse con temas inherentes al ser humano desde todo punto de vista, incluso desde la propia sexualidad, el tema del aborto, el tema de los homo, en fin, y que al papa Benedicto le quedo grande ese tiempo, que piensas tu?

AI.-  Mira yo tengo una valoración del periodo corto del papa Benedicto muy buena, yo suelo decir que sin Benedicto, no hay Francisco, porque? Porque Benedicto como buen alemán, afronta una serie de temas difíciles para la iglesia como imagen pero que el sabia que eran necesarios tocar para poder ventilar una serie de asuntos en la iglesia y comenzar a sanar porque si las heridas no se tocan aunque sean dolorosas no se sanan, y eso es claro verdad, cuando uno va a una enfermera y si uno  se cura uno mismo una herida , uno hasta donde llega el dolor ahí llega, y entonces uno nunca se cura, uno va a donde una enfermera entonces como a ella no le duele, nos estruja la herida y la herida sana, entonces Benedicto sacudió a la iglesia con el tema de las finanzas, le entró duro al tema de…

JIG.- De la corrupción

AI.- De la corrupción, en las finanzas del banco Vaticano,

JIG.- Ambrosiano

AI.- Y también en el tema de la pedofilia, fue el que puso, comenzó también a colocar gente muy importante y clave con una entereza ética para ir, y después renunció que eso también es un acto para mi, renunciar al poder es grandeza humana…. Y eso generó todo un piso que posibilitó la figura de Francisco que ha sido muy importante.

JIG.- Fíjate una cosa, porque no lidera esos cambios Benedicto XVI? Porque toca esos temas neurálgicos en una iglesia donde la corrupción la había penetrado, donde la corrupción no solamente en el campo financiero, en el campo de la pedofilia, en el campo de la desmoralización, etc, etc, pero da la impresión que claudica, es decir, no puedo liderar esto, y alegando problemas en salud ahí está, ahí está todavía parado, de pie  pensando y reflexionando es decir, desde el punto de vista de salud como que si podía.

AI.- No no, yo creo que él supo, la lectura que yo hago es que él supo cuál era su tiempo y su momento, y en ese sentido cuando vio que cumplió su misión, dejo para que entrara ya el viento fresco de un nuevo papa con las características de Francisco que ha seguido profundizando las ventanas y ha ido sanando y reconciliando a la iglesia y sanando y poniendo las políticas.

IMG-20160721-WA0006

JIG.- Es decir que uno pudiera pensar, partiendo de esta visión que nos estas exponiendo, la transición de un papa a otro, que el principal consejero del papa Francisco es Benedicto?

AI.- No diríamos el principal pero creo que Benedicto ha sido un hombre muy sabio, que por amor a la iglesia supo renunciar a sus beneficios.

JIG.- Es decir, Benedicto renunció por amor?

AI.- Yo sí creo, yo creo que hoy una puesta importante para la iglesia, el cayo en cuenta de que su misión había concluido, le toco abrir y tocar temas fuertes y poner los medios y una vez de eso, se retira y da paso.

JIG.- Y estamos hablando de un cambio diametral, de una iglesia de una visión conservadora a una iglesia con el papa Jesuita más progresista.

AI.- Yo le que creo es que cuando hay un sentido del bien común, cuando hay un sentido de la institucionalidad, quien está en el poder sabe que esta transitorio no? O en el servicio que le corresponde, en ese sentido él se retira a tiempo para dar paso y que la iglesia se renueve con un nuevo rostro, una nueva dirigencia, creo que eso también. El país tiene que leer eso también.

JIG.- Eso se me parece mucho a Gorbachov y a la Perestroika, mira y en el caso de Venezuela, con respecto a la iglesia para luego entrar al tema político también desde el punto de vista social, la realidad de Venezuela, uno siente que hay, que es disonante la postura de la jerarquía de la iglesia católica con un grupo importante de sacerdotes, que abrazados a la causa de los pobres coinciden con la visión política de este proceso político, tiene que cambiar entonces la jerarquía de la iglesia católica y darle paso a otra gente con otra visión?

AI.-  Mire yo creo que yo tengo una relación muy cordial, muy fraternal con la jerarquía de la iglesia, yo creo que sobre todo con la jerarquía de la iglesia, yo creo que sobre la jerarquía de la iglesia hay muchos mitos, que lamentablemente, y prejuicios que creo que se sembraron durante este tiempo también y que no hacen justicia a la realidad de la iglesia y de los obispos.

Yo creo que Venezuela en el concierto de la iglesia  latinoamericana creo que tiene obispos como todo grupo, algunos mas pastores que otros pero son gente que realmente tienen los ojos puestos en el país, en el buen sentido, creo que ahorita justamente están en reunión y sin duda alguna la preocupación lo que late allí es una preocupación fundamental por el país, creo que los obispos están en este momento con un dolor muy profundo con respecto a la situación que estamos viviendo como país, el hambre, creo que estamos pensando, están pensando, y estamos pensando como iglesia, que hacer ante esta crisis humanitaria que estamos viviendo.

JIG.- Ahora, no tiene que ver eso un poco con la forma de los últimos tiempos, una Venezuela políticamente de mucha confrontación, de mucha polarización, el hecho de que el discurso del pastor se haya transformado en una palabra evangelizadora por unas palabras políticas, tu no crees que los obispos de Venezuela se han politizado en extremo?

AI.- Mira yo creo que la ambigüedad es con natural a la acción humana, ósea y también a las instituciones no? Pero yo creo que el sentido profundo de nuestra iglesia es un sentido por el bien común, una puesta por el país, y por supuesto que ha habido tendencias dentro del clero tanto de un lado, esta polarización nos fracturó a todos así como fracturó a la familia concreta venezolana, a la iglesia como familia también la fracturo y…

JIG.- La polarización política en Venezuela fracturó a la iglesia católica en Venezuela?

AI.- Por supuesto como fracturó a la familia, como fracturó a la convivencia pues nosotros no estamos encapsulados y la iglesia pues somos todos y dentro de la dirigencia de la iglesia, los pastores de la iglesia pues también, hubo desde el punto de vista de la política hubo diferencias importantes no? Sin embargo yo sigo creyendo y estoy convencido porque me consta que mas allá  de esas diferencias la iglesia también y dentro de los pastores por muchas diferencias políticas que puedan existir hay sobre todo un sentido de comunión y de fraternidad porque somos iglesia.

JIG.- Como todo el país?

AI.- Pero eso es importante recuperarlo no?

JIG.- Tú crees que ciertamente el presidente Chávez se abrazo a la causa de los pobres, que tanto lo pregonaba y que en la práctica al parecer sus deseos era en función de resolverle los problemas a los sectores humildes y pobres de este país? Tu creías en esa postura?

AI.- Mira que había en el interior de una persona es muy difícil hacer juicio sobre eso, desde el punto de vista de la praxis política sin duda alguna creo que hay un periodo en el que Chávez representa un símbolo que despierta diríamos la esperanza en mucha población, en mucha gente, en muchas familias venezolanas, que venían de una depresión social en un cierre político de la llamada IV República que había entrado en crisis y Chávez pasa a ser como un símbolo de ese nuevo ciclo político que se abre y coincide justamente a partir del 2004 con un aumento en los precios del petróleo y una profundización del cliente mismo y del rentismo político y por supuesto ahí hay como una mayor distribución de la renta petrolera pero lamentablemente los aportes que se dieron más allá de que beneficiaron y despertaron, no contribuyeron estructuralmente la superación de la pobreza y yo creo que las consecuencias de lo que estamos viviendo hoy tienen que ver con el quiebre del aparto productivo.

JIG.- Pero porque no contribuyeron? Por muchos deseos de la corrupción?

AI.- Hay varios elementos allí, en primer lugar yo creo que al concentrar el poder del estado tan gigantesco y al quebrar a la empresa privada y a la productividad nacional porque incluso la empresa estatal, los indicadores de la productividad de las empresas expropiadas y asumidas por el estado están en cifras rojas no? Entonces pues estamos en lo que estamos, y si no hay productividad pues se vive lo que estamos viviendo ahorita, escasez desabastecimiento, creo que los recuerdos, se indigestaron quienes gobernaban  de los recursos petroleros y se crearon toda una serie de mafias de maletín, empresas de importadoras que hicieron negocios verdad grandes, con los intereses del país, del común  y por supuesto vivimos como en una burbuja que cuando se rompe la burbuja se ve la realidad

JIG.- Está pasando hambre la mayoría del pueblo de Venezuela?

AI.- Si, yo soy testigo de eso, por lo menos aunque se dice que en la mayoría de los bienes van a caracas porque se teme y se quiere diríamos de que caracas no implosiones, sin embargo hay hambre, pues yo soy testigo de cantidad de casos en nuestras escuelas en la parroquia donde yo vivo en la Vega, en la zona alta, se llama la parroquia San Alberto Hurtado, en honor al Jesuita San Alberto Hurtado, que fue un hombre un santo Chileno muy importante y estuvo muy al servicio de los pobres, tenemos 5 escuelas que tradicionalmente existen allí y la situación de hambre, de desmayos de niños es la misma situación de los docentes, un sueldo de un docente no da, una quincena. En estos días conversaba con una asistente de preescolar y me decía que su quincena le alcanzaba para comprar un pollo y algo mas, entonces ahí hay hambre. O sea la gente se mantiene con una paciencia impresionante porque la gente no quiere violencia, la mayoría del pueblo venezolano no quiere violencia ni salidas de violencia.

JIG.- Pero padre, la historia nos confirma que cuando un pueblo pasa hambre en su mayoría, reacciona, y no hay ideología o creencia que valga, porque si permanentemente te acuestas con el estomago vacio, aunque reces, eso trae al siguiente día..

AI.- Bueno el mes de junio fue un mes bastante violento, o sea con conatos de violencia y saqueos en muchas partes del país.

JIG.- Pero es que hay esos casos aislados, tienen otras connotaciones porque como se explica que se registren saqueos en una ciudad del país y lo que menos se lleven sea la comida, se llevan productos eléctricos, celulares, aparatos y dejan intactos los anaqueles de comida, eso es como que medio extraño. Tienen hambre de qué? De consumismo ¿o de alimentarte? Y se han dado casos ya estudiados y revisados de esa manera además de la provocación en esta situación política,.

AI.- Si ahí se juntan varios vectores, pero sin duda alguna hay hambre

JIG.- Hay hambre, en este país que tenemos, que es el nuestro, el que amamos, donde luchamos, y no claudicamos y aquí nos quedamos, porque la verdadera lucha se da aquí, incomoda, incomoda, difícil pero sintiendo esa adversidad, la lucha se da aquí, en tu propio país, con posiciones extremas donde se lucha por el dialogo, tiene la iglesia católica y sus representantes más connotados, la posibilidad, la moral para hacer interlocutores en este momento?

IMG-20160721-WA0016AI.- Bueno ahorita las encuestas que se han hecho en opinión pública, colocan en primer lugar que casi el 90% de la población,  lo que significa que incluye no solo a la gente que está del lado de la oposición sino que también gran parte de la población oficialista o chavista, están anhelando que haya diálogo y concertación, lo primero, ósea que eso es un clamor popular, y que las elecciones del 6 de diciembre  los resultados fueron no ni siquiera a favor de la oposición, ni en contra del chavismo, sino a favor para dar señal de que se quiere que haya concertación nacional. Al mismo tiempo las encuestas están dando también a la iglesia católica un repunte también en la credibilidad como mediadora

JIG.- Un repunte? Porque habían perdido.

AI.- Si, por supuesto, después por las actuaciones que hubo en el 2002 en el tema del golpe de estado.

JIG.-  Eso afecto, es decir la participación de la alta jerarquía en el golpe de estado o por lo menos mostrarse aparentemente a favor, afectó a la realidad de la iglesia.

AI.- Si y también todo el juego mediático que hubo de parte del estado para afrontar eso.

JIG.- Bueno,  me toca decir unas cosas y viceversa porque no se han lanzado flores los sectores políticos, los que gobiernan a la jerarquía y viceversa  se han atacado, ahora bien para finalizar, si hay que colocar un interlocutor válido, con los pergaminos, con las credenciales de la iglesia católica porque estamos hablando de un país donde la mayoría de su gente es católica, a quien tu propondrías? Es decir yo pienso que la figura es esta. Nómbrame a alguien que tenga esa posibilidad para intermediar entre los sectores políticos.

AI.- Yo creo que se ido planteado por todas las dinámicas internas creo que lo más sano para la iglesia y para el país, es que la mediación sea hecha a través de la nunciatura apostólica, no?

JIG.- A través del papa? porque el nuncio es el representante del papa en Venezuela, eso para finalizar eso no confirma de que la jerarquía carece de credibilidad de uno de los sectores para ser intermediario?

AI.-  A bueno si es de uno de los sectores políticos si.

JIG.- Para intermediar y ser garante tienes que tener credibilidad de los dos sectores, sino no puedes ser garante, es decir la jerarquía la perdió, y el nuncio apostólico que es el papa lo mantiene.

AI.- El Vaticano con la figura del papa Francisco yo creo que ha ganado y también por la experiencia que a ocurrido en las negociaciones Cuba-Estados Unidos , creo que, bueno ahí tuvo una experiencia importante en la diplomacia Vaticana para este tipo de situaciones y conviene también por razones fundamentales, que es mejor que el mediador sea externo.

JIG.- Y estoy convencido que el papa es mediador en este momento en Venezuela, estoy convencido absolutamente.

AI.- Por lo menos simbólicamente es un elemento…

JIG.- Para finalizar con un sí o con un no, hay que cambiar este modelo político en Venezuela?

AI.- Yo creo que sí.

JIG.- Bien.

AI.- El Referéndum es necesario también.

JIG.- El revocatorio es necesario?

AI.- Necesario, el revocatorio es necesario porque.

JIG.- Es necesario para salir de Maduro o para que la gente se exprese?

AI.- El revocatorio es importante no tanto en el sentido para salir de, sino para abrir el juego político y para que se de la negociación y la concertación nacional.

JIG.- Gracias, Alfredo Infante.

Fuente: http://www.noticiasbarquisimeto.com/2016/07/188062/sacerdote-jesuita-alfredo-infante-la-polarizacion-politica-fracturo-la-iglesia/

Artículos relacionados:

email