Rafael Caldera en ocasión de su centenario

Jesús E. Mazzei Alfonzo*

“El dirigente virtuoso es el que, desde lo real, combina los medios eficaces con los fines realizables”. José María Ruíz Soroa, abogado y politólogo. Octubre 2015.

Rafael Caldera RodriguezAl cumplirse el centenario del nacimiento de unos de los líderes civiles más importantes de la Venezuela contemporánea es oportuna la ocasión para repasar lo que considero más importante de su trayectoria, además de la brillante carrera de hombre público y de político práctico, fue también un pensador político y eso quedo manifestado en dos áreas de reflexión que mantuvo el Dr. Rafael Caldera, que deseo compartir con ustedes. Por una parte, sus contribuciones intelectuales en materia constitucional y por la otra, en la ciencia política.

Pero antes quisiera hacer una digresión por publicar en la revista SIC, a la cual Rafael Caldera, le tuvo aprecio y consideración intelectual y a la que estuvo vinculada en sus primeros tiempos allá en los años 1938-40 en el segmento Vida nacional y luego en algunos artículos que publicó en SIC: El seminario inter-americano de estudios sociales: Vol. 5, No. 49 (Nov. 1942), El sufragio femenino: Vol. 7, No. 66 (Jun. 1944), ¿Están los jesuitas ilegalmente en Venezuela?: Vol. 8, No. 77 (Jul. 1945), Educación – deberes del educador moderno: Vol. 18, No. 178 (Sep. – Oct. 1955), La hora de Emaus: Vol. 19, No. 190 (Diz. 1956), La duración de nuestras constituciones: Vol. 24, No. 232 (Feb. 1961), La educación y la familia en el nuevo proyecto de constitución: Vol. 23, No. 227 (Jul. 1960), Libertad política como condición esencial para el desarrollo: Vol. 27, No. 269 (Nov. 1964), Escribe el presidente, Rafael Caldera: pp. 78-79 Vol. 34, No. 332 (Feb. 1971), La guerra del petróleo: Vol. 37, No. 369 (Nov. 1974), Momento oportuno: pp. 194-195, Vol. 37, No. 365 (May. 1974).

Empecemos por su conferencia del 1° de abril de 1945, donde nos habla de los problemas de la constituyente, cuando es profesor de la Universidad Central de Venezuela. También está el texto publicado por la Universidad de Los Andes (ULA) en la revista de la Facultad de Derecho, de diciembre de 1960; igualmente, sus palabras en ocasión de la promulgación de la Constitución de 1961, el 23 de enero. En el año de 1974, en ocasión de su incorporación como senador vitalicio, verte ideas en materia constitucional. En el año de 1976, en ocasión de los 15 años de la Constitución de 1961, también pronuncia un discurso donde reafirma algunos conceptos en materia constitucional como la doble vuelta, la extensión del período, el régimen municipal, entre otras.

Bajo los auspicios de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad Central de Venezuela (UCV), se organizan dos volúmenes de extraordinario e incalculable valor intelectual y académico, en homenaje a ese gran maestro-fundador de la ciencia política en Venezuela, como lo fue el Dr. Manuel García-Pelayo (a quien Caldera respetó como intelectual y persona), escribe aquí Caldera un importante artículo intitulado: Enmiendas y Reformas a la Constitución, publicado en el año de 1980.

Posteriormente, en el libro homenaje al profesor Moles Caubet escribe un artículo académico sobre el Régimen Presidencial en la Constitución del 61. Luego está el importantísimo memorándum dirigido a la COPRE el 29 de mayo de 1985, donde expresó la idea de un Estado de servicios que complementará al Estado social y de derecho en la estructura estatal.

Rafael Caldera – Alcides De Gásperi

Por otra parte, pronuncia un discurso con ocasión del XXV aniversario de la promulgación de la constitución el 23 de Enero de 1986. La conferencia, en el homenaje de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas al eminente profesor Manuel García-Pelayo en mayo de 1991, resaltará los aportes dados a los estudios constitucionales y políticos del país, por este eminente intelectual español a lo largo de su fructífera estancia en Venezuela desde 1958 hasta 1979 en el Instítuto de Estudios Políticos de la UCV, Génesis de la Constitución de 1961, publicada en el año 2014 en el libro Los Desafíos de la Gobernabilidad Democrática de la Biblioteca Rafael Caldera. Están también la conferencia inaugural del IV Congreso de Derecho Constitucional del 15 de noviembre de 1995 celebrado en Caracas.

De igual forma es oportuno repasar la relación intelectual que tuvo con la más nueva de las ciencias sociales venezolanas. Se puede decir que esta relación nace porque muchos de sus discípulos, que fueron sus alumnos en los años 60 tanto en la UCV como la UCAB, luego fundarían como profesores tanto el Instituto de Estudios Políticos como la Escuela de Estudios Políticos de la UCV, en el año de 1973 y luego serían parte fundadora de su personal docente y de investigación.

Caldera, por otra parte, valoró en ese sentido el aporte de las diferentes ciencias sociales, en general y en particular, de las ciencias políticas, por ello estimuló su desarrollo y perfeccionamiento, porque en ellas observó siempre la prosecución como objetivo un elevado nivel científico de sus análisis y una evaluación realista del devenir político nacional. Así las cosas, el primer ejemplo de esta aproximación nace entre junio y julio de 1978, en un foro Sobre la Democracia, evento pluralista y de alto nivel intelectual organizado bajo los auspicios y patrocinio del Ateneo de Caracas y la Escuela de Estudios Políticos de la UCV, y que tuvo como acto central la intervención del Dr. Rafael Caldera, sobre el tema: La democracia como Concepción Filosófica y como Praxis Política, a propósito de la Constitución de 1961.

Rafael Caldera junto al General Eleazar López Contreras

En el año 1983 participará en dos eventos importantes, uno, un seminario de tres días, que tuvo lugar a finales del mes de enero, organizado por el Instituto de Estudios Políticos, sobre La Agenda de la Política Exterior de Venezuela (que luego se publicaría en libro) bajo la égida del Dr. Juan Carlos Rey (su discípulo en los años 60). En la conferencia, Rafael Caldera expuso sus principales ideas programáticas, visión sobre política exterior, su concepción del mundo internacional, aspectos subregionales y otros puntos relevantes del acontecer internacional. Este evento contó con la participación de los candidatos presidenciales de la época y fue un evento de altísimo nivel intelectual, por las ideas y las diferentes aportaciones que se dieron. El otro evento que contó con la asesoría del Instituto de Estudios Políticos de la UCV fue el Congreso del Pensamiento Político Latinoamericano realizado entre el 26 de junio y el 2 de julio. El 29 de junio de 1983, Caldera habló sobre el papel de Simón Bolívar en la guerra de independencia, el significado de su bicentenario y sobre la constitución de 1961.

Otro aspecto, que conviene reseñar, es la conferencia inédita que le dictará a los politólogos socialcristianos el 13 de abril de 1984, en la sede histórica del Ifedec, Qta. Campoamor, donde Caldera disertará sobre la historia de Copei y el significado de la política como arte y ciencia y como acción. Caldera en esa conferencia que conservó como tesoro intelectual, afirma: “(…) En Reflexiones para la Rábida existe un librito en el que desarrolle unas cuantas ideas concebidas a través del tiempo, dije que el político que no aspira más de lo posible está condenado siempre a ser menos de lo posible, y el científico de la política tiene que marcar no sólo el diagnóstico, sino las perspectivas, y si las perspectivas no son ambiciosas, no están guiadas por ideas por nobles ambiciones, es la continuación o el resultado de su conocimiento y de su duración suele ser bastante pobre, bastante lamentable. La política es un arte, pero ustedes afirman, que la política es una ciencia, indudablemente el arte supera la ciencia…”

Y en otro momento, de la conferencia afirma que “(…) para hacer una cosa hay que conocerla y son ustedes los que pueden y deben inspirar a los que dentro de la acción tratan no de alcanzar lo posible sino como lo expresa una frase muy calvanista por cierto es lo de hacer posible el ideal, hacer posible la aspiración la noble aspiración y para hacer posible hay que tener un conocimiento profundo de la realidad, hay que tener conocimiento exacto de la naturaleza humana, hay que tener una idea, una noción clara de lo que la gente desea, aspira y de como la gente reacciona, y de allí en que medida en que los medios, el medio social se hace más complejo a medida que las poblaciones aumenten, a medida que la técnica influye más en las acciones humanas, es más necesaria la ciencia de la política, ciencia de la política que se inspira en el análisis y valoración de los hechos pasados, en el análisis histórico de los grandes acontecimientos en el mundo y en nuestro país, pero que evidentemente tiene que tener sobretodo, un aspecto actual del conocimiento de la realidad inmediata y de las perspectivas futuras vistas a corto, mediano y largo plazo…”

Por otra parte, esta su participación en el VI Simposio de Ciencia Política efectuado en la ciudad de Barquisimeto del 3 al 6 de noviembre de 1992, que contó con su intervención magistral en el último día del mencionado evento académico, en el auditorio del Colegio de Abogados de esa ciudad, en donde habló sobre el tema de La Ciencia Política y sus Perspectivas.

Asimismo, participó del bautizo de la revista Politeia de 1992, No. 15, donde se incluyeron como anexo documental los dos discursos parlamentarios de Caldera, enunciados en la década de los 90; uno referido a los hechos del 27 de febrero de 1989 y el otro en ocasión de la sesión del 4 de febrero de 1992.

Finalmente, Rafael Caldera tendrá otras colaboraciones especiales en un libro editado por el Instituto de Estudios Políticos de la UCV, en marzo de 1994, titulado Crisis Política y Reforma Constitucional, con dos trabajos, uno con su discurso parlamentario cuando se inició el debate de la Reforma Constitucional el 11 de agosto de 1992 en la Cámara del Senado, y la otra contribución será una conferencia dictada en ocasión de recibir el Doctorado Honoris Causa en la Universidad de Sassari, Italia, el 15 de diciembre de 1992, sobre la evolución del Derecho Constitucional en América Latina.

He hecho una selección de alguno de sus textos más importantes, ello da pie para que se estudie su vasta obra intelectual que abarca reflexiones sobre Andrés Bello, además, política-filosófica, sobre la democracia cristiana, sobre la política y las relaciones internacionales, ya que como hombre de Estado abarcó una infinidad de temas de estudio, en el centenario de su nacimiento en el 2016, es propicia la ocasión para iniciar este proceso de estudiarlo.

*Politólogo.

 

Artículos relacionados:

email