La Unión Europea continuará blindando fronteras

migrantes-mediterraneoAsí se deduce del documento emergente del último Consejo Europeo, en el que entre otras cosas se ve como positivo el acuerdo con Turquía y se habla de redoblar esfuerzos en el Mediterráneo Central, pese a que sean miles las personas que han fallecido ahogadas intentando alcanzar las costas europeas

 

El Consejo Europeo, que reúne a los líderes de la Unión Europea (UE), publicó anoche sus conclusiones intermedias que incluyen un punto específico sobre migración y la crisis de desplazamiento, en el que aseguran que el acuerdo entre la unión y Turquía está dando sus frutos, reduciendo el número de llegadas a las costas griegas.

Médicos Sin Fronteras (MSF) viene denunciando este enfoque de la UE y este nuevo marco empleado en el acuerdo entre la UE y Turquía, un marco que se basa en la disuasión, en la externalización del control de fronteras y en la instrumentalización de la ayuda humanitaria.

“Al dar luz verde al ‘Marco de Colaboración’ entre la UE y Turquía propuesto por la Comisión, el Consejo Europeo ha adoptado una decisión decepcionante convirtiendo el acuerdo en un modelo para su respuesta a los flujos de refugiados y migrantes hacia Europa. El Consejo Europeo ignora las graves consecuencias humanitarias de este acuerdo, especialmente en Grecia. El acuerdo representa un ataque sin precedentes sobre el derecho de asilo”, advierte en este aspecto Aurelie Ponthieu, asesora Humanitaria de Desplazamiento de MSF.

Desde el Consejo Europeo, no dudan tampoco en asegurar que el flujo migratorio, de los que consideran “migrantes económicos”, por el centro del Mediterráneo, debe ser contenido, volcando los esfuerzos necesarios para ello.

“Reconocen los problemas de la crisis global de desplazamiento, los líderes europeos que lo forman responden centrando todos sus esfuerzos en la contención de personas que buscan seguridad. En lugar de aumentar la protección y la asistencia a los más necesitados, los estados miembros de la UE pretenden mantenerlos fuera de su vista, poniendo en peligro su derecho a huir de su país y solicitar asilo”, advierte Ponthieu.

“El actual enfoque de la UE centrado en la disuasión y la externalización del control de fronteras no detendrá a las personas que tratan de llegar a Europa; solo conseguirá que aumente la demanda de los servicios de los traficantes e incrementará el riesgo para las personas que buscan seguridad y protección en Europa”, prosigue la representante de MSF. “Es imprescindible y urgente adoptar un enfoque radicalmente nuevo: la única forma de hacer frente a esta crisis agravada por las políticas puestas en marcha hasta ahora es facilitar alternativas seguras y legales para llegar a Europa, aumentando no solo el acceso al asilo, la reunificación familiar y los procedimientos de reubicación, sino también mejorando las condiciones de recepción en Grecia e Italia”.

En la última semana, han sido rescatadas más de 3.000 personas en el Mediterráneo Central, gracias a los equipos a bordo de los buques de rescate de MSF, Dignity I, Bourbon Argos, y el buque Aquarius, barco operado por la ONG SOS Méditerranée.

En una sola jornada, el 23 de junio, el Bourbon Argos rescató a más de 1.000 personas y asistió a 10 embarcaciones en peligro de naufragio. El pasado sábado 26 de junio, el Diginity realizó 6 salvamentos, cinco balsas de goma y una precaria embarcación de madera, y rescató a 921 personas.

 

Fuente: http://arainfo.org/la-union-europea-continua-con-su/

Artículos relacionados:

email