Condolencias: Demetrio Boersner

Jesús María Aguirre s.j.

Con motivo del 75º Aniversario de la Revista SIC, en diciembre de 2013,  fueron homenajeados cuatro colaboradores laicos entre ellos, el Dr. Demetrio Boersner por su alta contribución en la trayectoria de la revista de opinión general más longeva del país con varios premios nacionales.

Cuatro laicos homenajeados en el 75º Aniversario de la revista SIC

El reconocimiento  de su trayectoria diplomática, investigativa y docente ha sido ampliamente difundida por los medios de difusión nacional y por ello nosotros solamente queremos destacar su cooperación con nosotros.

La participación de Demetrio Boersner con el Centro Gumilla y particularmente en la Revista SIC ha sido enormemente significativa, pues a sus calificados análisis de experto en temas internacionales se añadía su constancia, ya que mantuvo la sección de “Hora Internacional” con su firma desde el año 1973. En la presentación que hicimos en su homenaje lo denominamos simbólicamente como el Embajador de SIC por cuanto a lo largo de su trayectoria en la cancillería y en el servicio diplomático de países como Suecia, Austria, Rumania, nunca dejó de enviar sea través del antiguo fax y del reciente internet su columna mensual para la revista.

Más allá de sus competencias profesionales quiero destacar su gran sensibilidad social, por cuanto siempre enfatizó el compromiso político en favor de las grandes mayorías sociales. Una anécdota de estos últimos años resalta este sentimiento de solidaridad con los excluidos a la vez que marca sus diferencias con algunas posiciones de la Revista. En una carta dirigida al entonces director del Centro Gumilla y a mí, en ese momento director de la revista SIC nos reclama:

El documento “Encarte en Ultimas Noticias” (es la primera vez que oigo hablar de esto), contiene en un 80 por ciento conceptos que comparto y apruebo, porque constituyen la más pura y correcta doctrina democrática social, que complace plenamente a un viejo socialista democrático como lo soy yo.  (Un viejo marxista que un día se volvió cristiano además de marxista, porque se leyó a Teilhard de Chardin). 

En cambio me desconcierta y me hiere la sección 5 (cinco) de este documento.  Allí ustedes adoptan una actitud chavista agresiva, al descalificar a “la oposición” (sin distinciones) como una pila de carajos que “no logran transmitir una sensación de sinceridad” porque “no experimentan el rigor de los grados extremos de pobreza” y la ven “no como un compromiso social de solidaridad, sino como una amenaza a sus intereses particulares”.

Esto es insólito e intolerable, porque ofende brutalmente a la gente progresista, e incluso socialista, y en buena parte hijos de pobres, como yo (mi abuelo paterno fue un buhonero judío tratado a patadas en la Turingia del año 1900, y mi abuela materna fue una campesina luterana de Holstein que después trabajó de cachifa en Luebeck), que militamos en la Oposición (…)Ustedes no van a promover ninguna “convergencia” si comienzan por descalificar al 65 por ciento antichavista de la población venezolana (D.B. 29 de octubre de 2003).

Diez años después, siendo yo Director  del Centro Gumilla, y celebrando la revista SIC el 75° aniversario de su fundación, tuve el honor de entregarle el símbolo de reconocimiento por su trayectoria; las tensiones y diferencias en el Equipo nunca fueron motivo de ruptura, sino de superación y su presencia intelectual seguirá siendo un faro en los difíciles tiempos que corren.

Nota.-Los interesados en sus aportes al análisis internacional encontrarán sus aportes en el portal del Centro Gumilla en la siguiente dirección:

Archivo de Demetrio Boersner, SIC, Centro Gumilla

Alfredo Infante s.j.

Desde la revista SIC y el Centro Gumilla les acompañamos en este momento de dolor y de profunda esperanza en la vida eterna.

Una cosa me queda clara y se la digo a Demetrio<<Demetrio, desde el corazón de Cristo, con tu sabiduría y pasión por el mundo, hoy, sin duda alguna, desde donde estás, tendrás una nueva visión, más completa, sigue escribiendo “tu hora internacional”, ahora con la luz del Señor >>

En el número de enero-febrero publicaremos post mortem su último balance internacional 2015, que envió con celosa puntualidad, como siempre.

En SIC en la web publicaremos un link con todos sus aportes en SIC, desde sus inicios hasta hoy.


P.D: En la apertura del centenario se me acercó para felicitarme por la revista y me dijo con su castellano-germano, “este año me gustaria ir a algunos consejos de redacción, bueno, si la salud me lo permite… Bienvenido, allí tendrás tu silla. 

Fraternalmente

En nombre de SIC y su consejo de redacción

De Juliana Boersner

De parte de toda la familia: Norma, mis hermanas, mi hermano, nuestro saludo agradecido.

Murió intempestivamente luego de haber pasado unos días maravillosos juntos acá en Houston.

No tengo que recordarles la hermandad, el cariño, la comunión de tantos años. Lo importante que fueron para él.

Un gran abrazo,

Las últimas advertencias del Dr. Demetrio Boersner

 Venezuela, con los mismos problemas que acabaron el socialismo en Europa oriental

A finales de los años ochenta, el bloque soviético encaró una encrucijada: continuar con el mismo sistema a pesar de sus pobres resultados o reinsertarse en la economía de mercado tomando medidas que flexibilizaran la actividad económica a fin de hacerla más productiva.
Influidos por otros factores políticos y sociales, optaron por la segunda opción. “Hubo un agotamiento del sistema ideológico. En los años ochenta los habitantes de esos países dejaron de creer en la doctrina marxista-leninista y todas las ideas de sacrificio asociadas a ella. Hubo un gran escepticismo y cinismo”, señala Boersner.

(Demetrio Boersner fue embajador en Rumania y conoció en profundidas los países del este, sometidos a la URSS: TIC TOC! Venezuela, con los mismos problemas que acabaron el socialismo en Europa oriental)

Ganó la democracia, no la derecha

El viraje venezolano no irá de ningún modo hacia la restauración de privilegios clasistas tradicionales sino, simple y llanamente, hacia la liquidación del despotismo estalinoide y el restablecimiento de la libertad política y de una economía mixta (…)

Por ello, no existe ningún fatalismo que haga inevitable una “derechización” en Venezuela. Lo inevitable (por exigencia del pueblo en su totalidad civil y militar) es la democratización política, así como un proceso –ojalá que rápido y eficaz– de transición a una economía de mercado con justicia social.

Demetrio Boersner 16 de diciembre 2015  Ganó la democracia, no la derecha

Reflejos

El colosal fracaso del chavismo-madurismo en su proyecto presuntamente socialista se ha saldado en una de las más contundentes derrotas electorales jamás sufridas por un gobierno latinoamericano. El pueblo venezolano, hastiado de arbitrariedades, incompetencias y mentiras, ha mostrado a Nicolás Maduro y su equipo gobernante su rechazo y desprecio más absolutos. Como otros analistas políticos, creemos que el año venidero necesariamente se planteará la renovación del Poder Ejecutivo por una de las vías previstas en la Constitución. Pero la batalla cívica que se deberá librar con ese propósito no es la única ni debe ocultar la urgencia de otras tareas (…)Aunque las primeras escaramuzas de enero sin duda girarán en torno a lo político –las maniobras del régimen derrotado para crear un poder paralelo, sabotear el funcionamiento de la nueva Asamblea y cuestionar la aplastante victoria electoral del bravo pueblo- , la Unión Democrática no debe permitir que se postergue indebidamente una estrategia de propuestas, consultas y presiones, encaminadas a poner coto al colectivismo burocrático destructor, y abrir el camino a un ineluctable retorno a la economía de mercado, en cuyo marco muy bien se deja combinar una actividad empresarial eficiente y respetada con el rol regulador y orientador de un poder público democrático e inspirado en doctrinas de igualdad y justicia social.

Demetrio Boersner 22 de diciembre 2015 Demetrio Boersner nunca perdió su “Reflejo”: renovar el Ejecutivo no es la única tarea urgente

 

 

Artículos relacionados:

email

Acerca del autor

Jesús María Aguirre sj

Sacerdote Jesuita. Filósofo, Licenciado en Comunicación Social y Doctor en Ciencias Sociales. Investigador del quehacer comunicacional en el ámbito de América Latina. Colaborador en las Revista SIC y Comunicación del Centro Gumilla