Condiciones indebidas para el referéndum revocatorio

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

La Arquidiocesis de Caracas

El pasado 21 de septiembre el CNE finalmente fijó las fechas para la recolección del 20 % de firmas de electores necesarias para convocar un referéndum revocatorio del mandato del Presidente Maduro. Y el pasado, lunes 26, la Mesa de la Unidad Democrática fijó su posición al respecto.

Consultado sobre estos hechos, el Cardenal Jorge Urosa, Arzobispo de Caracas, dijo lo siguiente:

Los Obispos venezolanos en diversas oportunidades hemos manifestado que, ante la gravísima crisis política del país, el referéndum es la solución menos traumática y más conveniente. Estoy convencido de que de no darse el referéndum la crisis se hará cada vez peor. Celebro que el CNE haya por fin fijado las fechas para ese acto necesario para la convocatoria del referéndum. Pero deploro que lo haya hecho tan tardíamente, cuando debería haberlo hecho hace más de un mes. Por otra parte, es muy importante que se realice el referéndum.

Qué opinión le merecen las condiciones fijadas para ese acto previo al referéndum? Sin duda exigir carácter estadal al 20 % de las firmas es nulo de nulidad absoluta, porque va en contra del artículo 72 de la Constitución. Es totalmente injusto e ilegal es absurdo y además inconstitucional. El Presidente Maduro fue electo en circunscripción nacional. También, para el referéndum del año 2004 el 20 % requerido fue de circunscripción nacional. ¿Por qué ahora ese cambio absurdo y antidemocrático?

Otra cosa: postergar el posible referéndum al año 2017 es totalmente negativo, por injustificable. Técnicamente hay tiempo de sobra para que en noviembre o a principios de diciembre se realice esa consulta electoral legítima y exigida por la mayoría del pueblo venezolano. Me parece, pues, algo contrario a los intereses del país, que desea la solución de la grave crisis política que estamos viviendo. La crisis alimentaria y de salud se agrava cada día, pues no hay producción. La gente está angustiada y muy molesta. El CNE está jugando con fuego. Cualquier cosa podría provocar un conflicto gravísimo entre los venezolanos. Tiene pues sobre sus hombros el CNE una gravísima responsabilidad.

¿Que le diría Ud. a las Rectoras del CNE? Las invito muy respetuosamente a corregir esas decisiones. 20 % en circunscripción nacional, y referéndum este año. Pero además: que no maltraten al pueblo venezolano poniendo centros de recolección de firmas con pocas máquinas, en lugares apartados, de difícil acceso, o de inseguridad y peligrosidad política.

¿Y al pueblo venezolano? Invito a todos los venezolanos a mantener la calma y evitar la violencia, y a defender pacifica pero firmemente sus derechos. Y un llamado desde ya a la Fuerza Armada Nacional para que garantice la seguridad durante los días de recolección de firmas, para que no haya violencia en contra de los firmantes.

¿Algún mensaje final? Sí. Invito a todos los venezolanos a pedir a Dios que podamos resolver nuestros conflictos de manera pacífica, sin violencia. A los líderes políticos de ambas partes los invito a buscar el bien común, el bien del pueblo, y no los intereses personales de cada uno. Dios bendiga a Venezuela. Y que todos trabajemos por la paz.

Artículos relacionados:

email