A la fuerza y por decreto, una vez más

87dc715d053a4ffafbb3e1d6afec38f0Javier Contreras

Operativos para establecer los precios supuestamente justos en rubros como ropa, calzado y juguetes; decreto para sacar de circulación (de forma intempestiva e inconveniente) los billetes de cien bolívares; y la publicación en Gaceta Oficial de los cambios a introducirse en el sistema de educación media, son las tres recientes ocurrencias del gobierno nacional, compartiendo entre ellas dos rasgos típicos de esta administración: la imposición y la unilateralidad.

Con este tipo de decisiones se acentúa el carácter totalitario de un gobierno que, amparado en el control que ejerce en todos los ámbitos de la vida nacional, pretende seguir afianzando la figura del Estado omnipresente, reduciendo a la mínima expresión a los habitantes, bien en su dimensión de sujeto individual o de sujeto colectivo.

Las pérdidas que se generen en el sector empresarial como consecuencia del accionar de la SUNDE;  las complicaciones de las personas para canjear su dinero en la banca pública y en el BCV; y el daño por desmejora al que serán expuestos profesores y principalmente alumnos de los colegios y liceos, nada dicen ante la lógica del reducido grupo que detenta el poder, círculo que con un discurso lleno de enemigos internos y externos trata de justificar su premeditación, la que habitualmente va acompañada de incapacidad, falta de profesionalismo y ceguera ideológica.

No hay razones para pensar que antes de finalizar el año el país no reciba otra sorpresa, se anuncie una nueva medida carente de la más mínima racionalidad, pero maquillada con la carga retórica necesaria para fortalecer el ego de las huestes revolucionarias.

Más allá de lo que se anuncie o no, algo debe estar claro. De los tres hechos señalados, sin duda alguna, el de la educación y los cambios programáticos – evaluativos es el que más debe preocupar al país. Este es un campo en el que bien vale hacer los esfuerzos posibles para no resignarse a la ligereza y mediocridad que unos pocos proponen.

Artículos relacionados:

email