Récord de emergencias humanitarias ensombrece Día de Población

ipsnoticias.- Al conmemorarse el sábado 11 el Día Mundial de la Población, la ONU se encuentra enfrascada en una batalla prácticamente perdida contra las emergencias humanitarias causadas por los conflictos armados, que alejan a millones de personas de sus hogares y las convierten en refugiadas.6.2.1_Consejo Noruego para los refugiados

El número de desplazados por la fuerza alcanzó la cifra récord de casi 60 millones de personas a fines de 2014, según las últimas cifras de la ONU (Organización de las Naciones Unidas).

Pero esa cantidad seguirá aumentando a lo largo de este año, a juzgar por el número sin precedentes de refugiados que huyen de sus países de origen y, en su mayoría, cruzan el mar Mediterráneo buscando la seguridad de los países europeos.

“Entre ellos, la mayoría de las mujeres y las adolescentes se enfrentan a amenazas particulares como consecuencia de la falta de salud y otros servicios esenciales que necesitan”, advirtió Babatunde Osotimehin, director ejecutivo del Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA).

“Las complejas emergencias a las que respondemos incluyen conflictos prolongados, agravados por gobiernos deficientes o fallidos, las consecuencias del cambio climático, y la participación de grupos extremistas que reclaman territorio, recursos y poder”, añadió.

Las “poblaciones vulnerables en emergencia” es el tema del Día Mundial de la Población de este año, que se celebra el sábado 11, y su objetivo es poner de relieve las necesidades especiales de las mujeres y las adolescentes durante los conflictos y los desastres humanitarios.

La ONU asegura que la cantidad de personas con necesidad de ayuda de emergencia se duplicó con creces desde 2004, hasta los 100 millones en la actualidad, por encima de los 60 millones de personas desplazadas.

La necesidad de financiación actual para 2015 asciende a 19.100 millones de dólares, en comparación con los 3.400 millones de dólares de 2004.

Joseph Chamie, exdirector de la División de Población de la ONU, dijo a IPS que el tema del Día Mundial de la Población de este año es oportuno y apropiado, dada la cifra récord de más de 60 millones de personas desplazadas.

Es probable que esa cifra histórica siga creciendo en los próximos años, a medida que la inestabilidad política y los conflictos armados siguen sin resolver y se generalicen aun más, afirmó.

“El desplazamiento forzoso de millones de hombres, mujeres y niños generó una crisis humanitaria que desafía a países en todas las regiones del mundo”, destacó.

Chamie dijo que los numerosos servicios que necesitan las poblaciones vulnerables, como alimentos, vivienda, ropa, salud, educación y seguridad, saturan la capacidad de los gobiernos y las organizaciones no gubernamentales (ONG).

Lamentablemente, la comunidad internacional no ha podido ponerse de acuerdo sobre una solución integral a la crisis, observó.

“Los gobiernos y los electorados son cada vez más reacios a aceptar a una cantidad grande de personas con necesidades, étnicamente diferentes y que pueden representar una amenaza para la estabilidad social”, subrayó.

Chamie dijo que la incertidumbre económica, los déficits públicos sin antecedentes, el alto desempleo y la inquietud por la identidad nacional y cultural están contribuyendo con un sentimiento creciente contra los inmigrantes.

Según un informe del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) dado a conocer este mes, la gran mayoría de las 137.000 personas que cruzaron el Mediterráneo hacia Europa en el primer semestre del año escapaban de la guerra, el conflicto o la persecución, transformándose así en una crisis de refugiados.

Un tercio de las personas que llegaron a Italia o Grecia procedían de Siria, cuyos ciudadanos son considerados, casi universalmente, aptos para recibir el estatus de refugiado u otras formas de protección.

En cantidad, Afganistán y Eritrea ocupan el segundo y tercer lugar según el origen de los desplazados, y que también en su mayoría son considerados con derecho a obtener la condición de refugiados.

Hubo un aumento de 83 por ciento en los refugiados y migrantes que cruzaron el Mediterráneo entre enero y junio, con un total de 137.000 en comparación con los 75.000 del mismo período en 2014, según Acnur.

El número de muertos en el mar también alcanzó una cifra récord en abril, cuando más de 1.300 personas se ahogaron o desaparecieron en un solo mes, en comparación con las 42 muertes de abril de 2014.

En un comunicado difundido en Estados Unidos, el UNFPA señaló que las mujeres y las adolescentes atrapadas en situaciones de emergencia humanitaria también corren un riesgo mucho mayor de sufrir abusos, explotación sexual, violencia y matrimonio forzado durante los conflictos y los desastres naturales.

Además, muchas mujeres que sobreviven a las crisis asumen la jefatura de su familia y cargan con la responsabilidad de cuidar a sus hijos.

A menudo tienen que superar enormes obstáculos para cuidar y atender la salud de los niños, los enfermos, los heridos y los ancianos, y sobre ellas recae la mayor parte de la carga correspondiente al socorro y la reconstrucción. En consecuencia, descuidan sus propias necesidades para preocuparse por los demás, según el UNFPA.

Una de las prioridades del UNFPA es potenciar y proteger el bienestar de las mujeres, las adolescentes y los jóvenes, así como atender sus necesidades e inquietudes específicas.

“Trabajamos en estrecha colaboración con los gobiernos, el sistema de la ONU, los socios locales y otros en preparación para los desastres para asegurar que la salud reproductiva se integre a las respuestas de emergencia”, explicó la agencia.

“En este Día Mundial de la Población apelamos a la comunidad internacional a que redoble los esfuerzos para proteger la salud y los derechos de las mujeres y las niñas”, exhortó el UNFPA.

Artículos relacionados:

email