Papa Francisco condena atentado a Charlie Hebdo pero dice que “no se puede insultar la fe ajena”

En declaraciones que generaron controversias el papa Francisco condenó el atentado de la filial Al Qaeda en Yemen contra el semanario francés Charlie Hebdo, pero insistió que “no se puede provocar, no se puede insultar a los demás y no se puede insultar la fe ajena. No se puede”.

francisco avion

Papa Francisco en rueda de prensa durante un vuelo

Durante el viaje en avión, que lo llevó de Sri Lanka a Filipinas, segunda etapa de su actual gira asiática, el papa ejemplificó ante los periodistas que le consultaron: “Si alguien dice malas palabras contra mi mamá, bien puede esperar un puñetazo”.

Para Francisco expresó que “la libertad de expresión es un derecho humano fundamental, pero tiene un límite: el de no ofender. No se puede tomar el pelo a la fe de los demás”.

El máximo prelado católico había ya condenado en dos oportunidades el atentado la semana pasada, pero dijo que si bien “no se puede reaccionar violentamente” es “normal” que antes ciertas agresiones verbales o gráficas puede haber reacciones. Sin embargo ratificó que “matar en nombre de Dios es una aberración”.

franciscoReconoció los pecados de la Iglesia contra los protestantes

El papa ilustró sus afirmaciones recordando la llamada Noche de San Bartolomé, cuando los católicos mataron cientos de protestantes basados en su convicción de la única verdad. “¿Cómo se entiende esto? También nosotros fuimos pecadores en esto, pero no se puede matar en nombre de Dios, es una aberración. Matar en nombre de Dios es una aberración. Esto es lo principal de la libertad de religión: se debe hacer con libertad, sin ofender, pero sin imponer y sin matar”, puntualizó.

Recordó en esa línea que su antecesor Benedicto XVI ya había hecho referencia a una suerte de “mentalidad post positivista, de la metafísica post positivista, que llevaba a creer que las religiones o las expresiones religiosas son una suerte de subculturas, que son toleradas, pero que son poca cosa, no son parte de la cultura ilustrada. Y esta es un herencia de la Ilustración”.

El papa concluyó que “no se pude esconder la verdad: cada uno tiene el derecho de practicar su propia religión sin ofender, libremente. Y así hacemos y queremos hacer todos”, dijo en declaraciones que publica el diario La Nación de Buenos Aires.

Artículos relacionados:

email