La apuesta del Sur

Objetivos de Desarrollo Sostenible

Ya está en marcha la última ronda de negociaciones por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), los sucesores de los Objetivos de Desarrollo del Milenio que la Asamblea General de la ONU adoptará en septiembre.

 

… durante la conferencia sobre Financiación para el Desarrollo (FpD), celebrada en Addis Abeba en junio. Los países del Sur en desarrollo – agrupados en el Grupo de los 77 (G77), que 50 años después de su fundación tiene ya 134 miembros – respaldaban la propuesta de una organización intergubernamental universal, dentro de la ONU, cuyo propósito sería la reforma y el mantenimiento del sistema tributario internacional.

 

Las reglas internacionales, o normas y pautas, vigentes en materia de fiscalidad son propuestas y elaboradas por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el club de los 34 países más ricos del mundo.

 

En la nueva forma propuesta para la toma de decisiones sobre las normas fiscales internacionales, cada país tendría voz y voto. Esta lucha importa porque el Sur en desarrollo afronta la necesidad de cambiar cómo, y quiénes, hacen las reglas.

 

La fiscalización es de vital importancia porque las empresas y los individuos acaudalados perpetúan esa riqueza utilizando sus considerables recursos para contratar abogados y contadores que los guían en la evasión de los impuestos…

 

Esto priva a los países de al menos 100.000 millones de dólares cada año, que necesitan para financiar el desarrollo, y perpetúa la concentración de la riqueza en manos de unos pocos…

 

Tres países del grupo BRICS – Sudáfrica, que preside el G77, junto a Brasil e India – estuvieron del lado del Sur en desarrollo, algo que no siempre se puede presuponer a medida que ascienden en la escala de poder mundial.

 

…los países ricos, liderados por Estados Unidos, con el apoyo constante de la Unión Europea, Australia, Canadá y Japón, se negaron a abandonar el régimen de lagunas, paraísos y jugarretas que implican miles de millones de dólares en ingresos perdidos cada año.

 

El actual hipercapitalismo mundial ya no le pone restricciones al capital. Las ganancias, la riqueza y el poder ilimitados del sector financiero y las empresas y personas ricas se han acumulado durante más de 40 años.

Nuestro norte es el sur
El siguiente paso es la cumbre de los ODS a finales de septiembre… Allí veremos si los países en desarrollo les harán frente, y hasta qué grado, a quienes han monopolizado el poder durante tanto tiempo.

 

Si lo hacen, es posible que estemos en camino a revertir las partes del sistema que perpetúan el statu quo.

 

… será la presión de la gente la que obligue a sus gobiernos a ser responsables. El movimiento para hacerle frente a quienes secuestraron nuestro poder se está levantando.

 

Extractos de un artículo de Soren Ambrose (ActionAid) para IPC News.

Para leer el artículo completo haga clic aquí.

Artículos relacionados:

email