¿De verdad quieres vivir en una mejor Venezuela?

Por: Luis Oliveros.

Luis OliverosTú no está dispuesto, ni PUEDES aspirar a vivir en una mejor Venezuela, SI:

Culpas a los bachaqueros de la escasez, piensas que SI existe alguna guerra económica por parte del dueño de la panadería o del abasto, te molesta ver gente de “otra zona” comprando en “tu supermercado” y agradeces porque pudiste comprar “el jabón y el shampoo a precio regulado”. 

Piensas que los controles de precios son necesarios porque es una manera de “cuidar” a la población de la subida de los precios por parte de los privados. Seguro piensas que te “mereces” que el Estado te garantice precios bajos y subsidiados. Sinceramente, ¿por qué te mereces precios bajos?, ¿qué haces para merecer eso?, ¿por qué un japonés, un noruego, un alemán no hablan de “merecer” precios controlados?

Estás convencido que tener la gasolina más barata del mundo “es un derecho que te mereces por vivir en un país petrolero con las mayores reservas de crudo del mundo”. Para ti, que PDVSA venda a pérdida la gasolina está bien y razonable porque “somos un país petrolero”.

Te molestaste en la medida que fueron reduciendo los cupos de viaje e internet y porque ahora los “dólares para viajero” son solo por la banca pública y los montos son menores, ya que eso “te quita TU derecho a viajar”. Recuerda que nadie te prohíbe viajar, solo que si quieres los dólares regalados del Estado, tienes que hacer algunas diligencias adicionales. Pocas veces cuestionaste el control de cambio mientras te rendía el cupo a un precio ridículamente bajo para viajar o para “rasparlo”, cuando lo normal es que puedas comprar libremente las cantidades que necesites para viajar, cosa que no puedes hacer desde el año 2003.

Crees que la tasa de ganancia y DÓLARTODAY son los principales responsables de la inflación. Es más te preguntas ¿por qué DÓLARTODAY manipula la tasa de cambio? pero no ¿por qué no tenemos libertad cambiaria?   

Parir a VenezuelaEn el colegio de tu hija (o) te negaste a que subieran la mensualidad y decidiste para sus profesores sueldos de hambre y una disminución en la calidad de su enseñanza. Además, seguro utilizaste la amenaza de “llamar al Ministerio de Educación y a la Sundee”.  Recuerda: se puede sacrificar todo menos la calidad de la educación de sus hijos.

Te parece un abuso pagar un precio adecuado por el servicio de limpieza en tu casa, y ni hablar otros beneficios, pero dejas a tus hijos a cargo de personas a las que muchas veces explotas sin consideración alguna.

Haces trampa en el seguro para hacerte una operación cosmética, te coleas en cualquier ocasión que la oportunidad permite, pagas por la emisión de cualquier documento público y lo justificas porque “tú no vas a hacer esas colas”, le das para el café al policía porque te sale más barato que pagar la multa, no pagas impuestos porque “igual se los van a robar” y así. La corrupción empieza desde el nivel más bajo, y tú eres parte de ella.

Promueves la abstención, te anotas en la iniciativa #SalvaTuVoto y tu slogan es “no voto porque el CNE es tramposo”. ¿Esperas acaso que la solución venga de un militar alzado al más puro estilo del comandante supremo? ¿O una invasión extranjera que “saque” a Maduro? Aspiras a un país democrático con instituciones, pero no piensas ejercer el derecho más fundamental de una democracia.

Apoyas candidatos que se auto denominan como “la tercera vía”, una iniciativa cuya única misión es quitarle votos a la MUD y así impedir que obtenga la mayoría en la Asamblea Nacional.

Le restas importancia a las instituciones y ves como normal que el gobierno las maneje a su antojo.

Manos simbolizando trabajo en equipo No respetas los pasos peatonales en las calles mientras manejas (seguro piensas: que los peatones se cuiden de mi que soy un gran piloto).  

 

¿De verdad contribuyes a que Venezuela sea un gran país?, antes de quejarte de este país, valora tu aporte.

 

 

@luisoliveros13

Artículos relacionados:

email