Consejo Nacional de Laicos acompaña Exhortación del Episcopado

El Consejo Nacional de Laicos publica el presente comunicado en apoyo a la carta de Exhortación Pastoral del Episcopado Venezolano. A continuación:logo-cnl

Consejo Nacional de Laicos

COMUNICADO

El Consejo Nacional de Laicos de Venezuela, ante la Exhortación Pastoral del Episcopado Venezolano, de fecha 9 de julio del 2015, denominada: “He visto la aflicción de mi pueblo”, afirma que:

1. Comparte en toda su extensión este valioso documento que hace un certero diagnóstico de la dura realidad, la cual nos interpela y expresa las angustias y esperanzas del trabajo pastoral de la Iglesia al servicio de todos los venezolanos.

2. Exhorta a los laicos de Venezuela al compromiso y a la esperanza. No al conformismo y a la resignación. Salir al encuentro de la gente con decidida voluntad para transmitir que es posible superar las dificultades del presente. Debemos a tal fin, facilitar ámbitos de encuentro, diálogo y reconciliación.

3. Reitera que todos somos necesarios para la reconstrucción del país. Y como hermanos hemos de buscar juntos por la vía del diálogo, las soluciones a nuestros problemas sin visiones ideológicas ni fanatismo. “(…) Nadie, ningún sector o persona, tiene el monopolio de la verdad ni puede erigirse en oráculo de la verdad plena. Para ello, cada quien tiene la obligación moral de aportar lo mejor, en la búsqueda del bien común, teniendo en cuenta los intereses de los más pobres, para que no sean ellos los que carguen con lo más oneroso de las medidas que se tomen”. (13)

4. Tal como expresa la Exhortación Pastoral del Episcopado “He visto la aflicción de mi pueblo”, debemos construir una Venezuela:

  •  “que ame la paz, donde haya seguridad para trabajar, producir y compartir, donde se destierre la prédica estéril y dañina de catalogarnos por las diferencias, por el odio de clases, por la exaltación del enfrentamiento, idealizando el nacionalismo vacío, la violencia o la guerra, en el que la fuerza puede más que la razón.
  •  que promueva la unión de las familias divididas, enfrentadas, dolidas por la ausencia de los seres queridos que han tenido que emigrar, o que han sido víctimas de la violencia y ya no están entre nosotros. (…)  en el que la sociedad considere y respete a los maestros y profesores, desde el preescolar hasta la universidad. Que haya la convicción de que la clave está en el desarrollo del talento de su población y para lograrlo hay que contar con la familia y con escuelas de calidad que premien la superación y no la mediocridad. (…)
  • que entienda la política como el arte de armonizar lo diferente para buscar caminos de consenso y el bienestar común de todos los venezolanos. No 2 empecinarse en erigir la polarización, las diferencias, la negación a reconocer al otro y dialogar con el arma del poder.
  • donde se respete y cultive la autonomía e independencia de los poderes públicos para que el poder ejecutivo no los concentre y domine. La experiencia también enseña que los regímenes, de corte populista y excluyente, favorecen el abuso del poder y la corrupción.
  •  que promueva la actividad económica abierta, en el que la iniciativa privada con responsabilidad social, sea motora de desarrollo y progreso, lejos del estatismo que ha fracasado en el mundo entero, antes y ahora.  que destierre de raíz la cultura de la muerte, la épica del armamentismo y militarismo, la imposición de una única forma de ver el mundo. No hay nada más absurdo y sin sentido que buscar la solución de los conflictos con la violencia. (…)
  • que asuma la naturaleza que Dios nos ha regalado, la cuide y la proteja. Que cultive la tierra y la haga producir, asegurando alimentos para toda la población. Que cuide los recursos naturales, el agua, los bosques, la vegetación, asegurando la belleza de la casa que Dios nos regaló para vivir en ella. Que los recursos no renovables como el petróleo, se siembren para mejorar la calidad de la educación, la salud, la vialidad, y no sean usados para ganancias políticas que no benefician en nada a la población.
  • que se enorgullezca de ir con la verdad por delante, porque es el único camino que genera confianza y credibilidad, pues sólo “la verdad nos hace libres” (Jn. 8,32). El uso de la mentira, de las medias verdades, de la manipulación, degrada al ser humano y lo convierte en promotor de inequidad e injusticia, y no ayudan a la credibilidad y confianza que todos debemos tener en quienes deben representar y defender a todos los ciudadanos sin distinción”. (14-22)

5. Hacemos un llamado al Gobierno Nacional para que inicie un diálogo con el Episcopado Venezolano, y con sectores y organismos representativos de la vida nacional, a los fines de abrir caminos de entendimiento para superar los graves problemas que enfrenta nuestro país.

6. Finalmente, exhortamos a todo el pueblo de Venezuela, a participar activamente y de manera responsable, libre y democrática en el proceso electoral del 6 de diciembre del 2015. Pedimos a la Virgen de Coromoto, Patrona de Venezuela, que interceda por la unión y fraternidad de todos los venezolanos.

Caracas, 16 de julio 2015

Artículos relacionados:

email