Salvemos al JM

Luisa Pernalete

Si, así en confianza: el JM, porque el Hospital de Niños JM de Los Ríos es parte de muchos venezolanos, y ha servido a muchos niñas y niñas  desde su fundación, en el año de 1937. ¡Qué broma, un lugar creado para curar y salvar hoy necesita ser salvado!

protesta jm de los rios

Les cuento, el centro asistencial de niños más importante del país referencia nacional está requiriendo cuidados intensivos. Tiene problemas de todo tipo, tal como detalladamente lo reseñan los compañeros de Luz y Vida y de Cecodap – dos organizaciones conocidas por defender los derechos de niños y adolescentes -, las cuales han solicitado una “acción de protección” contra el Ministerio del poder popular de la salud.

Es bueno recordar que el JM dependía de la alcaldía Metropolitana hasta el 2008, cuando por Decreto Presidencial N’ 6.201, pasó a manos del Ministerio del Poder Popular Salud, de manera que es su responsabilidad desde entonces. Es bueno que se sepa también que este hospital cuenta con 34 servicios, es el único que realiza reconstrucciones de malformaciones urogenitales, corrección de malformaciones gastrointestinales complejas, cirugías de malformaciones cardíacas complejas, así como atención de pacientes con enfermedades  hemato–oncológicas, entre otros. ¿Imaginan ustedes cuántos niños y  niñas necesitan de este hospital?

No lo he visitado, pero me fío de los compañeros  de COCODAP y de LUZ y VIDA  y a continuación les menciono sólo algunos de esos problemas:

  • falta de insumos,
  • techos caídos,
  • goteras por todos lados,
  • las aguas negras se deslizan por las paredes de algunas alas,
  • hay sectores inutilizados por problemas de arquitectura de todo tipo, de hecho hace poco el área de infectologia, donde se atienden niños con VIH, debió ser desalojada por este tipo de razones.

No es solo la infraestructura, los problemas tienen que ver también por la falta de personal suficiente – faltan 179 enfermeras si se toman en cuenta los estándares internaciones –, de 7 quirófanos inaugurados en el 2013, sólo hay operativos 2, algunos están cerrados por falta de médicos especialistas.

Según datos de la Sociedad Médica, hay 5.000 pacientes esperando por cirugía, repito, ¡Cinco mil! ¿Imaginan ustedes el sufrimiento de cinco mil niños, cinco mil madres compartiendo el sufrimiento de sus hijos? ¿No creen que la situación clama al cielo? Póngase usted en el lugar de esas familias.

Hay que decir que CECODAP denunció muchos de estos problemas, el 18 de julio del 2012 ante la Defensoría del Pueblo, sin que hasta ahora la organización haya tenido ni respuesta, ni pronunciamientos, ni actuación. ¿Qué les parece?

Hay que enseriarse con esto del derecho de los niños a tener salud, y aunque suene a disco rayado,  recordar que según nuestras leyes, los niños y niñas  son prioridad absoluta ( CRVB Art. 78 y Art. 7 de la LOPNA), lo que significa, ente otras cosas, prioridad para la asignación de recursos.

Hay que apoyar esta acción  a favor del  Hospital JM de los Ríos, por el bien de esos 5.000 niños en espera por cirugía más todos los que cada día necesitan ser atendidos. Hay que decirles con acciones que son verdaderamente importantes. Hay que decirles que tienen derechos a llegar a viejitos.

Salvemos al Hospital de Niños JM de los Ríos.

Artículos relacionados:

email

Acerca del autor

Luisa Pernalete

Educadora e investigadora del Centro de Formación Padre Joaquín de Fe y Alegría. Ex directora zonal de Zulia y Guayana. Ha trabajo en educación para la paz, redactando libros y artículos sobre el tema para prensa nacional y regional.