La paz también se toca

El 27 de junio nuevamente cientos de constructores de paz se reunieron en el Aula Magna de la UCAB en un evento organizado por la Red de acción social de la Iglesia. El espacio contó con ponentes nacionales que reflexionaron sobre la coyuntura política y sobre cómo procesar el conflicto

Minerva Vitti

constructoresd¿Cómo fortalecer la visión ampliada del “nosotros”, reconciliarnos y fortalecer el trabajo diario? Fue el foco del encuentro de este año. Pregunta muy pertinente especialmente en este momento donde, tras varios meses en un escenario de conflictividad, se han visto afectadas todas las dimensiones de la vida cotidiana.
La apertura del evento estuvo a cargo del padre Jesús González de Zárate, obispo auxiliar de Caracas, quien enfatizó que el primer anhelo de los venezolanos es la paz; y que en la actual situación es evidente que hay una país plural donde debe haber diálogo: “Hay muchos, de lado y lado, que se niegan a aceptarlo por los costos que esto implica, pero así lo piensan las mentes más lúcidas y el ciudadano de a pie”.

Por su parte Janeth Márquez, de Cáritas de Venezuela, hizo un recuento de lo que ha sido este evento donde los promotores de paz se han visto por 10 años consecutivos, primero en jornadas, luego con la conformación de capítulos regionales y ahora con jornadas y los encuentros de Constructores de Paz.

“A veces nos pasa en las organizaciones lo que pasa en el mundial. Tenemos victorias parceladas que no animan a ganar el Mundial de la Paz. No queremos que nos saquen tarjeta roja. Debemos construir todos”, afirmó Márquez.

Piero Trepiccione, coordinador general Centro Gumilla Barquisimeto, hizo un apretado balance sobre los desafíos que implica esta coyuntura nacional en el trabajo por la paz. En el tema económico enfatizó que producir un ajuste significa minimizar el rentismo y que para esto se requieren consensos amplios, que con un liderazgo fraccionado, en vías de atomización, se torna difícil. “La Red debe hacer entender al país, desde las bases, los temas que unifican. A partir de los temas comunes podremos impulsar la despolarización”.

Alfredo Infante, s.j., fue el encargado de leer el documento de la Red de acción social de la Iglesia, con importantes implicaciones sobre lo que es la visión de país de este grupo de organizaciones.

“Necesitamos con urgencia reinstitucionalizar el país. La sistemática violación a los derechos humanos, acompañada de la impunidad y la arbitrariedad de los cuerpos del Estado es un signo preocupante de deterioro de nuestra convivencia. El recurso a la violencia y la apuesta por salidas mesiánicas de sectores que adversan el orden establecido es también una franca preocupación de nuestro quehacer cotidiano. Aunque reconocemos que la mayor responsabilidad es del Estado, no podemos avalar el recurso a la violencia, porque estamos convencidos que sólo nos salvará el diálogo y el reconocimiento. No hay otra salida”. 

Proactivos por la paz

Este año contamos con más experiencias de construcción de paz. Octavio Rodríguez, del Proyecto Reconocernos, compartió que la idea central de este proyecto es dar una respuesta a cómo lidiar con la polarización en Venezuela. Este espacio creado por su esposa Adriana Ponte, tiene un primer ejercicio donde utilizaron herramientas de la teoría de la transformación del conflicto.

kira cdp

Este se puede encontrar en el blog. Tiene dos columnas con diez frases que han encabezado las diferencias en los últimos 15 años, como “yo reconozco que durante muchos años, en la cuarta república fueron ignorados los sectores populares”, para el opositor; y “yo reconozco que desde el gobierno se ha promovido un mensaje de intolerancia hacia la oposición”, para el partidario del oficialismo.

Catherine Martínez de Prepara Familia nos contó sobre el trabajo de acompañamiento que brinda a las familias víctimas de violencia, haciendo énfasis en la violencia contra la mujer. Y también nos comentó sobre el interesante plan piloto que tiene con cinco peluquerías en La Candelaria: “Las mujeres muchas veces le confiesan sus cosas a la peluquera entonces debemos formarlas para que estas le indiquen que tienen derechos y a dónde deben acudir en caso de maltrato”.

Otra ponencia fue la de Iraliz Pinto quien relató la fortaleza comunitaria que han desarrollado desde la Escuela Hermana Felisa Urritia, en Bella Vista, Aragua. Habló de las violencias que no son percibidas como violencias, como por ejemplo, la falta de transporte, de agua, de autoridades que den respuesta, y quizás la más cruel: la de las bandas organizadas. También compartió sobre cómo en esta zona el templo es el que va a la comunidad y de esta manera se recuperan espacios para la vida y se fortalecen a los pobladores.

Posteriormente Luisa Pernalete, del Centro Padre Joaquín de Fe y Alegría, nos deleitó con una charla al mejor estilo del stand up comedy ambientada en el Mundial de Futbol: “¿No podríamos tener algo de fútbol en Venezuela? Piensen conmigo: reglas  claras- en la familia, en la escuela, en la comunidad, en la calle- Necesitamos normas que pongan límites razonables a los niños, a los alumnos, a los maestros, a las autoridades, y junto con las normas, ′las tarjetas′ para las sanciones. Necesitamos árbitros imparciales que puedan aplicar las sanciones cuando las normas no se respetan.  ¿Qué tal si formamos ′jueces de paz escolar′ para que los niños aprenden a resolver conflictos por vía pacífica? ¿Qué tal si los jueces se ganan el respeto de todos los ciudadanos por la sana aplicación de la justicia? Necesitamos, también, que ′los unos′ reconozcan a ′los otros′, así como los jugadores de un equipo reconocen a los jugadores del otro equipo y se llaman por su nombre y no con etiquetas que nublan la razón y generan descalificaciones sin ni siquiera escucharse. ¿No podríamos ayudarnos los ′contrarios′ cuando hay ′calambres′? ¿No podríamos tener una Asamblea Nacional discutiendo argumentos diferentes y respetando reglas del  juego para todos?”, destacó.

Y este bloque de charlas lo cerró Alejandro Álvarez con su ponencia En paz con el ambiente: ¿Qué haremos ante el cambio climático?. Donde brindó algunas claves para reconciliarnos con el planeta y la necesidad de conectar los temas sociales a los temas de cambio climático.

Durante la tarde se desarrollaron talleres prácticos con herramientas que pudieran usarse en la vida cotidiana para construir paz:

1. Herramientas espirituales para procesar el conflicto. Alfredo Infante sj.

2. Dinámicas de integración en grupos. FOCO-Zulia – Ruth Pedreáñez.

3. Obtener justicia ante violaciones de Derechos Humanos. CDH-UCAB – Beatriz Borges.

4. Mi historia es tuya: Escritura para contar-nos. Kira Kariakin.

5. Protesta pacífica: creatividad para exigir. Espacio Público – Carlos Correa y Oswaldo Cali.

6. Rincón del bebé: juego y educación en el hogar. Evelyn Torres y Sashenka García.

7. Couching con humor. Betty Núñez | Aula Magna

8. Manejo emocional del conflicto. Psiquearte – Cristal Palacios.

9. Calendario eco-ciudadano para cuidar el ambiente. Alejandro Luy – Fundación Tierra Viva.

10. Internet seguro: cómo prevenir el acoso digital. Luis Carlos Díaz.

11. Acompañamiento a pacientes y personas de la tercera edad. Abuelos Miranda – Nisol Medina.

12. Cada vida importa: Cuerpo, mente y espíritu. Expo Yoga Vzla – María Gabriela López.

En la edición septiembre-octubre de la revista SIC dedicaremos todo un dossier a lo que fue este Constructores de Paz y profundizaremos más sobre el las experiencias. Porque sin duda falta espacio para contar este día de aprendizaje y búsqueda de respuestas en colectivo, con esperanza y alegría.

 

*Jefe de redacción de la revista SIC del Centro Gumilla.

 

 

Artículos relacionados:

email

Acerca del autor

Piero Trepiccione

Politólogo y director del Centro Gumilla Barquisimeto.