Reconciliación nacional: Construyamos la paz y la convivencia entre los venezolanos

Manifiesto por la paz y el diálogo entre los venezolanos

Quienes suscribimos el presente documento, venezolanos con diversas maneras de pensar y ocupados en distintas tareas, unidos por un profundo compromiso con nuestro país, queremos expresarles a todos nuestros hermanos, a pocas horas de la cita electoral del 14 de abril, cualquiera que sea el resultado inapelable de la voluntad popular manifestada libremente a través del voto, nuestro compromiso por impulsar el diálogo, el entendimiento y la unidad en la diversidad, como instrumentos para promover la convivencia, la tolerancia y el respeto debido a todas las expresiones que nos caracterizan como pueblo.

Los venezolanos podemos convivir bajo el cobijo de nuestra constitución nacional y nuestra tradición de tolerancia y respeto, y de los aprendizajes democráticos que hemos labrado en más de 50 años de nuestra historia contemporánea.

Es posible reconocernos y respetarnos en nuestras diferencias y, a la par, consensuarnos en los aspectos más graves de nuestra compleja problemática. Es posible asumir entre todos las soluciones urgentes a la inseguridad, de la superación de la pobreza, de la generación de empleos estables y bien remunerados, de la construcción de un sistema de seguridad social, de un modelo educativo masivo, gratuito y de excelencia, de un sistema de salud eficiente y universal, de una política petrolera que optimice nuestras grandes potencialidades, dentro de una visión eficiente, nacionalista y soberana, de una política exterior que defienda nuestros intereses y promueva la paz, la cooperación y la integración, manteniendo relaciones de igualdad con todos los países del mundo, de una lucha a fondo contra la corrupción política, moral y administrativa que hoy se ensaña contra los dineros del estado. En fin, es posible es posible entendernos frente a situaciones que nos afectan y comprometen a todos, y de cuyo destino depende la suerte de los venezolanos.

La política de la división, de la confrontación y la lucha fratricida entre venezolanos, que tanto daño ha hecho al país, debe dar paso a la reconciliación, al dialogo, al entendimiento y la unidad que reclaman por igual los ciudadanos colocados a uno u otro lado del debate político y electoral. La búsqueda de soluciones a nuestros graves problemas requiere que nos encontremos como nación, que todos pongamos en común nuestros haberes, conocimientos y voluntad. El gobierno Nacional, el conjunto de poderes del Estado, las organizaciones sociales, las empresas, etc., debemos concebirnos como partes de un todo. No tiene ningún sentido la lucha fratricida, exacerbando el conflicto y la diferencia.

Exhortamos a que cualquiera que sea el gobierno que surja de este proceso electoral, se constituya en líder nacional de la construcción del entendimiento nacional y se conciba como constructor de convivencia democrática.

En este país cabemos todos si no damos lugar para el odio, la venganza y la revancha. Si propiciamos que cada venezolano tenga un espacio y un lugar para aportar al nuevo país que todos soñamos; que todos nos reconocemos como seres humanos diferentes y autónomos, y que como tales estamos dispuestos a esforzarnos para aprender a convivir, a dirimir nuestras diferencias de manera civilizada y democrática y a desarrollar nuestros proyectos de vida de conformidad con los valores universales de la paz y del desarrollo humano.

El diálogo es posible, el entendimiento puede ser una realidad, si se entiende y promueve que:

El dialogo y la construcción plural del país ha de comenzar en los órganos colegiados como: La Asamblea Nacional, los Consejos Municipales y el Consejo Federal de Gobierno.

Si se estimula que los sindicatos, las empresas y el Gobierno, se encuentren, dialoguen y construyan juntos la senda del desarrollo nacional con equidad y justicia.

Si Todos nos debemos comprometer a trabajar intensamente por el fortalecimiento de los valores democráticos y del respeto a los DDHH en todos los ámbitos de la vida nacional.

Si se Favorece el desarrollo de la participación ciudadana en el diseño y ejecución de políticas públicas.

Si se Favorece la libertad de expresión, el debate público, el derecho a la información de los ciudadanos.

Si se todos nos sentimos constructores de la convivencia, el respeto, la seguridad, en la vida cotidiana, asumiendo nuestra responsabilidad de la vida en común y desterrando los monstruosos índices de violencia que nos agobian.

Pedimos al nuevo gobierno que sea capaz de escuchar este clamor nacional y que se sirva convocar a todos los venezolanos a brindar su iniciativa y su aporte para convertir estos deseos en realidad, sin exclusiones y retaliaciones, sabiendo que de ello depende que este bello país no perezca.

Artículos relacionados:

email