Oración por Hugo Chávez, presidente de Venezuela

Pedro Trigo sj

Padre de nuestro Señor Jesucristo, tú no quieres la muerte de nadie
tu única voluntad es que todos pasemos a formar parte de tu comunidad divina
como hijos tuyos en Jesús de Nazaret, tu Hijo único
Te pedimos por tu hijo Hugo Chávez, nuestro hermano
no tengas en cuenta sus errores sino su brega incesante por el bien de tu pueblo
el cariño que le tuvo, su cercanía tan cálida
tantos gestos de acogida y reconocimiento
a quienes andaban tan necesitados de ellos

porque se sentían como ovejas sin pastor
tantas medidas que tomó como gobernante
buscando favorecerlos y tenerlos siempre en el centro de su atención
como los principales beneficiarios de su gobierno
Cuidó de su salud, de su educación, de su vejez
les dio la palabra sacándolos del anonimato
fue a su mundo de vida, entró en sus casas
se metió realmente en sus vidas y en sus corazones
Ahora, Padre, muchos de ellos lloran
como se llora la muerte de los familiares más íntimos
escucha su oración, perdona lo que no supo hacer o hizo mal
recompensa sus desvelos por tu pueblo
y admítelo en tu comunidad en el corazón de tu Hijo
Él lo invocó con frecuencia y en su enfermedad se aferró a él
tú sabes si lo invocó en vano, para que le ayudara en sus planes
en vez de pasarse a los de tu Hijo
tú sabes si se sirvió de él o lo sirvió
de todos modos, Padre, ahora ya lo ve todo claro
Te pedimos de todo corazón que su última palabra haya sido la última de tu Hijo
que no se haga su voluntad sino la tuya
Dejó, Padre, casi tantos resentimientos como reconocimientos
Tú también sabes cuántos fueron fruto del despecho de los engreídos
porque puso el dedo en la llaga de situaciones injustas inveteradas e impunes
y cuántos fueron producto del resentimiento de él que se quiso desquitar
ejercitando sin justicia contra ellos un poder mayor que el de ellos
Te pedimos que su última disposición haya sido el reconocimiento
de la necesidad de tu misericordia, de tu perdón gratuito
y consecuentemente la reconciliación con todos
reconocidos por fin como hermanos a pesar de tantas distancias
cultivadas por tantas generaciones
Te pedimos la gracia de que todos los venezolanos podamos despedirlo
reconciliándonos con él y entrando en el camino de la reconciliación mutua
que es el único que conduce a la vida
Te pedimos que todos estemos dispuestos a pagar el precio que sea necesario
Que dejemos la arrogancia que da el dinero
o el uso discrecional del poder recibido para que lo usemos responsablemente
que nos encontremos en el país que está tan necesitado del concurso de todos
que todos rememos en la misma dirección del bien del país
que es nuestro bien porque todos formamos parte de él
Que no permitamos que ideas sectarias de patria nos resten energías
para trabajar mancomunadamente por el país de todos
Danos, Padre, la sabiduría que viene de ti para que vayamos desprendiéndonos
de sectarismos y exclusiones que nos restan fuerzas y legitimidad
y nos encontremos en el trabajo de reparar tantas grietas en este país
que hemos abandonado
abstraídos en proyectos quiméricos y en intereses mezquinos
Danos la sabiduría de discernir lo que construye, lo que potencia, lo que multiplica
danos la sabiduría de encontrarnos los diferentes
la sabiduría de entender las diferencias como riqueza que complementa
y el valor para renunciar a lo que no es componible con los demás
lo particular absolutizado
en aras del bien común
que por eso es también nuestro bien.

Artículos relacionados:

email