La Ciencia Política en Venezuela: Desafíos y perspectivas

Jesús E. Mazzei Alfonzo

simposioCon motivo de la realización del XII Simposio de Ciencia Política que se celebrará en Caracas los días 4 al 6 de este mes, le toca en esta ocasión organizarlo a la UCV, como Alma Mater y origen de los estudios políticos del país, tanto a nivel investigativo, como docente. Para quién les escribe será una fecha especial: mi promoción celebrará 30 años de haber egresado de nuestra recordada y querida escuela de Estudios Políticos y Administrativos.

En efecto, este evento se realizó por primera vez el 13 de julio de 1982, cuando un grupo de docentes, investigadores y politólogos fundamentalmente de la UCV, organizaron el I Simposio de Ciencia Política en los espacios de Parque Central, en la ciudad de Caracas, y que a través de los años se ha venido convocando y reuniendo, con periodicidad cada dos a tres años, (se han realizado los otros simposios, en Mérida, Maracaibo, Valencia, Barquisimeto y Caracas, que ha sido varias veces sede del mismo, el año 2011 celebró en el campus de la Universidad Simón Bolívar con mucho éxito el evento) como un lugar de encuentro para el análisis, discusión y reflexión de los temas acuciantes de nuestro tiempo, en el área de ciencia política.

Por otra parte, cabe señalar que en materia de institucionalización de los estudios políticos en Venezuela, en los años posteriores nacerán las escuelas de ciencia política en la ULA, Universidad Fermín Toro, Universidad Rafael Urdaneta y se crearán estudios de Doctorado y Maestría en la UCV, USB y LUZ, asimismo, se crea una maestría de políticas públicas en el IESA. Trayendo consigo una extensión y multiplicación en todo el país de la disciplina. Han crecido tanto los estudiantes como la cifra de publicaciones especializadas, así como se han diversificado las líneas de investigación en esta disciplina. En la actualidad existen once publicaciones vinculadas a esa disciplina, encabezadas por la decana y pionera de las publicaciones venezolanas Politeia, que llegó a sus 40 años de fundada.

Se convoca pues el Simposio, con el objetivo que participen: profesionales, expertos e investigadores en Ciencia Política y de otras ciencias sociales hermanas, en un enfoque y perspectiva multidisciplinaría e integrador, así como a los estudiantes universitarios, analistas y funcionarios públicos interesados en profundizar el debate y reflexión sobre los diferentes temas contemporáneos de ciencia política. Así las cosas, dentro de un ambiente de pluralidad y diversidad como lo es el recinto universitario de mi alma Mater la UCV, las ponencias que se presentan en el evento están vinculadas a once (11) áreas temáticas a saber:

– Institucionalización de la Ciencia Política en América Latina y el Caribe
– Historia Política
– Filosofía y Teoría Política
– Estado e Instituciones Políticas
– Economía Política
– Elecciones y Opinión Pública
– Sociedad, Cultura y Participación Política
– Políticas Públicas
– Psicología Social y Política
– Relaciones Internacionales
– Derechos Humanos

El XII Simposio se inaugurará en efecto, con un homenaje a dos pilares y constructores fundamentales de la Ciencia Política venezolana; el maestro Dr. Manual García-Pelayo y el Dr. Juan Carlos Rey y contará con una conferencia introductoria del Dr. Humberto Njaim ex-director del Instituto de Estudios Políticos de la UCV. Se inaugurarán formalmente sus sesiones con la Conferencia “Siglo XXI: Escenarios para América Latina, con la participación de destacadas personalidades del mundo político y académico encabezados por el Dr. Carlos A. Romero Méndez integrante de la primera promoción egresada en marzo de 1978 y uno de los politólogos más brillantes de su generación.

Encuentra pues la novel disciplina académica hoy en día, una apertura de perspectivas teórica-metodológicas y posibilidades intelectuales de progreso y desarrollo institucional, por eso el ingreso de los primeros politólogos a la administración pública y al sector privado se hizo tan difícil en sus comienzos, pero logra sortear esos obstáculos con éxito y eficiencia.

Por otra parte, los fundadores de los estudios politológicos no buscaron crear una ideológica tecnocrática, cuando se creó la Escuela de Estudios Políticos en la UCV, como institución pionera sino, formar un individuo con los conocimientos adecuados para poder interpretar y analizar los complejos y dinámicos fenómenos políticos tanto a nivel interno como externo. Por ello, el politólogo, tiene un interesante espectro laboral, por sus habilidades y competencias. Como funcionario público en un abanico amplio que abarca los siguientes campos: Seguridad y defensa, política internacional, área socio-administrativa, gerencial, coordinación y planificación, asesoría, en la empresa privada como consejeros y asesores de los grupos de interés, en los servicios de estudios, periodismo de opinión y el periodismo político, la política activa o el político práctico con ello, se busca elevar el debate y las cualidades de una persona para la praxis política, con ello se genera, potencia y difunde una mejor cultura política. Se sitúa en el espacio que comunica al hombre de acción con el hombre de reflexión.

Así las cosas, el politólogo por otra parte, tiene que no solo conocer sino además, saber moverse en ese nuevo ambiente intermestico para interpretarlo y analizarlo adecuadamente, porque el profesional de esta carrera en el siglo XXI, le corresponde como función entre otras cosas lo siguiente: observar, diagnosticar, describir, evaluar los componentes de la realidad socio-política que enfrenta y finalmente, intervenir en el mejoramiento de los cursos de acción de las estructuras estatales que las adoptan. Esto es las políticas públicas, para proponer alternativas viables, razonables y plausibles para mejorar los procesos de toma de decisiones. Lo mismo se puede aplicar al rol del politólogo en la sociedad civil.

En síntesis, los estudios de ciencia política y sus herramientas de análisis técnicos-metodológicos, pasan hoy en día proceso de aggiornamento de adaptación a nuevas reformas curriculares para seguir no solo en una virtuosa combinación de los enfoques empíricos, neo-institucionales y históricas-institucionales, sino en relaciones inter-y transdisciplinarios con la comprensión de las nuevas complejidades de la realidad, con las de tipo estructural y sociológica, estudiando tanto las reglas de juego, como las asimetrías del poder como los conflictos sociales, económicos y culturalmente heterogéneos, los procesos de globalización contemporánea. De esta manera, la ciencia política y el rol que puedan jugar los politólogos seguirá haciendo importantes aportes no solo, al análisis del sistema político, de su democracia, de su entorno internacional, porqué de ella es su principal nutriente epistemológico: su diversidad y pluralismo. Al politólogo a fin de cuentas, le corresponde la proyección de nuevas ideas y la creación de un ambiente propicio para el desarrollo de una conciencia social y la construcción y robustecimiento, democrático de nuestras sociedades.

* Jesús Mazzei es politólogo.

Artículos relacionados:

email