José María Korta (1929-2013)

Jesús María Aguirre sj

Korta-Aguirre

José Korta con Jesús María Aguirre

José María Korta Lasarte falleció el 11 de julio de 2013 en accidente de carro en viaje de regreso de Tauca.

Con la persona del entrañable hermano Korta se va una figura misional de notables proporciones por su encarnación con la cultura indígena, donde brillan a igual altura la ambición de las metas, la creatividad de los recursos, la agudeza de las motivaciones y el heroísmo de su entrega personal. Korta era todo menos vulgar. No había para él dificultad bastante grande ni en la fragosidad de la selva Orinoco-amazónica ni en ésa no menos intrincada de los organismos civiles y eclesiásticos con los que debía contar como buen religioso y ciudadano que era. Y dado que parte importante de su labor se desempeñó en el mismo escenario que ocuparon nuestros grandes misioneros Gumilla y Gilij, quiero desde ahora verlo engarzado en la saga misionera de la Provincia de Venezuela, a la que José María pertenece por derecho propio aunque sea a dos siglos y medio de distancia.

José María KORTA LASARTE nació el 13 de febrero de 1929 en la capital guipuzcoana San Sebastián, siendo bautizado a los seis días de nacido en su Iglesia Parroquial. Sus padres José Antonio y Dolores tuvieron también otras cuatro hijas: Consuelo, Aránzazu, Ignacia y Nekane.

José María cursó sus estudios en el Colegio San Juan y en la Escuela de Maestría de la misma ciudad.

Ingresó  en la Compañía, en Loyola, el 26 de enero de 1950. El P. General Kolvenbach rehace la escena a los 50 años de Compañía del hno. Korta:

 ‘Llegó a nuestro noviciado en tiempos del P. Ignacio Errandonea como rector y el P. José María Otegui como maestro de Novicios; posiblemente lo habrá recibido en la portería el hno. Pedro Ulacia, más tarde llegarían el hno. Celaya, Jesús María Garicano, el hno. Gallastegui e Ignacio Huarte.’

De 1953 a 1955 fue Jefe de Talleres en Escuela Técnica de Tudela, Navarra.

En 1955 estudia Ingeniería Técnica en Gijón.

Pronuncia sus últimos votos el 2 de febrero de 1960.

Hermano Jesuita José María Korta Lasarte. Hermano Ajishäma

En 1960 enseña como Profesor de Física y Tecnología en la Escuela Técnica de Nathoyo, Gijón.

En 1961 se gradúa de Ingeniero Técnico en Barcelona, y trabaja en una fábrica de Sarriá, Barcelona, España.

Destinado a Venezuela llega a Caracas el 25 de noviembre de 1962 y se desempeña como Profesor y Prefecto de Estudios en el Instituto Técnico Profesional Jesús Obrero de Caracas. En 1963 revalida su título de Ingeniería Eléctrica con estudios de equivalencia en la UCV. Ya en 1965 dejaba redactados varios escritos, como el Plan de Estudios de Bachillerato en la especialidad de Electrónica, la Física y las Prácticas de Física del 3er año, correspondientes al Primer Ciclo.

En 1971 es Profesor y Director del Bachillerato Nocturno de dicho Instituto, encargándose de su Laboratorio de Electrónica, En 1972 es además Consultor del mismo Instituto. Este año se inician contactos con los pueblos pemón y makiritare.

De 1972 data su dedicación a las etnias indígenas como misionero en el Alto Ventuari con los Makiritares a través de la UMAV, Unión Makiritare del Alto Ventuari.

En 1973 el hno. Korta se instala a orillas del Alto Ventuari, a petición de los indígenas makiritares, y promueve proyectos de educación y producción, viviendo a la manera indígena.

En 1976 se establece el plan de asistencia permanente de la Compañía en la región makiritare en coordinación con la jerarquía de Puerto Ayacucho.

En 1978 Korta prepara un texto de matemáticas en yekuana.

En 1986 se constituye CEPAI, Centro de Educación y Promoción de la Autogestión Indígena, en estrecha colaboración con un equipo de promotores indígenas.

En 1988 un operativo del Ministerio de Defensa decomisó los equipos de radio de Alto Ventuari, entre otras poblaciones indígenas. Korta hizo el correspondiente acto de protesta alegando la absoluta necesidad del equipo para relacionarse en aquella zona y mostrando su carnet de radioaficionado.

En 1990 asiste al encuentro de 243 hermanos jesuitas de las dos Asistencias Latinoamericanas en Jalisco.

En 1991 trabaja en la fundación de Ecomunidad con jóvenes voluntarios a los que acompaña y entrena, así como en la Causa Amerindia Kiwxi, perteneciendo a la residencia del Colegio Loyola de Puerto Ordaz. El Provincial Alejandro Goñi fue un decidido apoyo para el proyecto Ecomunidad.

El año 2000 comunicaba su asistencia a varias Asambleas indígenas, Korta envía el proyecto de escuela Universitaria en Lenguas Indígenas, ‘seguimos en pie con el programa de edición de los cursos en lenguas indígenas…, hemos tenido dificultades legales y problemas de financiamiento…’

Comenta el P. Kolvenbach en carta ya citada:

‘Los años vividos en Kakurí y Yarikajé, las primeras experiencias de AMERINDIA, le abrían un horizonte cada vez más amplio con el deseo de un verdadero Centro que ayudara a la afirmación y fortalecimiento de las culturas amazónicas… Cuánto me alegra saber que toda su magnífica preparación la haya puesto al servicio de sus hermanos más necesitados en las regiones más remotas de Venezuela. Dios y Ud. solo saben el esfuerzo que eso ha requerido, sin ver de inmediato los frutos maduros de una cosecha. Nuestros primeros misioneros al adentrarse en nuevas culturas tuvieron una experiencia semejante…’

Otro compañero (Félix Moracho) escribe en 1999 sobre Korta:

‘Como buen vasco, cuando una idea o convicción se apodera de él, no existen obstáculos que le hagan desistir. Sospecho que su fe en Dios es clave, más allá de su fortaleza física y psicológica, para mantenerse en la entrega a sus proyectos, aunque externamente no lo aparente. Su modo de vida y de comportamiento, sin miedo al sacrificio, al riesgo ante lo desconocido, es lo que más motiva a los jóvenes que lo siguen. Su temperamento idealista, amante de utopías… le lleva a emprender grandiosos proyectos…’

En 1999 Korta redacta unas reflexiones sobre una hipotética misión moderna en la Orinoquia venezolana dependiente de la Provincia de Venezuela.

En 2001 da inicio a la fundación de la Universidad Indígena de Tauca ‘donde las aulas son las churuatas, el río, es decir los espacios nuestros’ (según una relación de Noticias).

José Korta, hermano jesuita

La verdad es que ya en 2002 Korta reconocía: ‘Yo, solo, me siento un poco saturado y gastado. No doy más. Me siento extraordinariamente cargado de tantas cosas, aparte las económicas.’

En carta de 30.07.04 informa sobre múltiples contactos, en particular con el grupo de la Amazonia, habla de la posibilidad de que un hermano jesuita indígena se forme en nuestra Universidad, de un proyecto apícola en Tauca y de otras propuestas que ‘a simple vista parecen locas’, reconoce, pero él ve como factibles.

El 18 de octubre de 2010 el Hno. Korta decidió declararse en huelga de hambre indefinida ante la sede de la Asamblea Nacional frente a nuestra iglesia de San Francisco, en protesta por la violación de los derechos indígenas, concretamente de la etnia Yukpa y su líder Sabino Romero, puesto en prisión. Reclama el enjuiciamiento por miembros de su etnia y bajo sus leyes conforme a la Constitución Nacional y la demarcación de sus tierras ancestrales conforme a lo dispuesto en la misma Constitución. El día siguiente el P. Provincial de Venezuela escribía una carta en apoyo de las peticiones del Hno. Korta, que consideraba bien fundadas y solicitaba la atención de las autoridades. También la Causa Amerindia Kiwxi hacía un llamamiento de solidaridad con la huelga del Hno. Korta, cuya vida no deseaban ver en riesgo irreversible.

Su salud demasiado trabajada se resiente. Ello motiva una carta de 31 marzo 2012 en la que se opone a un tratamiento hospitalario: ‘No quiero que se me ponga en una sala de cuidados intensivos en caso de una falla o accidente en mi salud. Quiero morir con dignidad, sabiendo y creyendo que la muerte es un paso necesario para el encuentro con el Padre de la vida.’ Y lo motiva severamente en la mercantilización del sistema de salud en Venezuela.

Artículos relacionados:

email