Polarización: 82,6% rechaza la división entre venezolanos (Encuesta UCAB-2012)

Maru Morales
El Nacional

Datos revelados por el más reciente estudio Ómnibus de Datanálisis indican que una amplia mayoría de 82,6% repudia la división entre venezolanos.

El rechazo a esa realidad supera la media en las regiones de Guayana (97,6%), oriente (93,4%) y centro occidente (89%), donde los conflictos de tinte político-laboral conllevan en muchos casos al asesinato de dirigentes sindicales. Además, 84,7% de los venezolanos de 18 a 35 años de edad se opone a la extrema polarización política.

La psicóloga social y profesora de la USB María Teresa Urreiztieta señaló que de los números aportados por la medición se concluye que cada vez más los valores de la convivencia plural se imponen por encima de los valores que promueven el conflicto y el sectarismo. “Las tres cuartas partes de la muestra está demandando un camino de construcción en la diversidad, de cultura cívica, y clama por salir del conflicto y la confrontación que por 14 años han mantenido estancado al país”. 
No a la polarización. La consulta, llevada a cabo entre el 19 y el 28 de marzo a petición de la UCAB, indicó que para la mayoría de los venezolanos (47,4%) la forma predominante de polarización se produce entre chavistas y no chavistas, y no entre ricos y pobres (12,4%) como lo ha intentado hacer ver el Gobierno.

Quienes consideran que el país se divide entre partidarios y no partidarios del PSUV suman 15,8%, lo que ratifica que la fortaleza de la actual administración sigue reposando en la figura de Hugo Chávez, mas no en su partido.

Además, los que consideran que la dicotomía ideológica entre socialismo y capitalismo es lo que divide a los venezolanos constituyen apenas 11,8%.

Urreiztieta señaló que la polarización es un proceso psicosocial, en la que posturas contrapuestas excluyen al otro en su lucha por el poder, pero en Venezuela ese fenómeno viene acompañado de un esfuerzo por el reconocimiento de las necesidades de sectores invisibilizados por mucho tiempo.

“La polarización es un nutriente de la cultura de la violencia para socavar a la resistencia. Es la gasolina del Presidente: sin confrontación no hay revolución. Pero luego de 14 años la gente no le encuentra sentido a la división ideológica porque su preocupación es concretar el acceso a los servicios y el reconocimiento en un marco de respeto de las diferencias”, indicó.

Confrontación ficticia. El estudio también desmontó la percepción de que en el país existe una permanente pugna entre los bandos políticamente opuestos. En el ámbito nacional 78,9% respondió que en su comunidad nunca o muy pocas veces se ha producido ese tipo de enfrentamientos y sólo 15,2% sostuvo que muchas veces ha habido confrontaciones en sus comunidades. Del grupo de personas consultadas en la región capital, 50% señaló que la división es entre chavistas y no chavistas, pero 43,9% de ese grupo afirmó que en su colectividad nunca ha habido confrontaciones políticas.

“Lo que ocurre es que la gente siempre busca evitar el conflicto político en su espacio íntimo, en su espacio inmediato. Las personas prefieren preservar o proteger los lazos de confianza más próximos representados en sus vecinos porque es a ellos a quienes recurre en casos de necesidad. Claro que la polarización es un fenómeno latente, pero no se activa en la cotidianidad sino en momentos coyunturales como las elecciones”, sostuvo la especialista.

Urreiztieta afirma que la apelación a los insultos de la que hace gala el Presidente y algunos de sus colaboradores no se compagina con lo que revela la encuesta. “La gente no quiere más confrontación; lo que la gente quiere es la construcción de una democracia inclusiva”, afirmó.

Piden respeto. 59,8% de los consultados ve a los dirigentes políticos, incluido a Chávez, como los principales responsables de la polarización, muy por encima de los medios de comunicación (15,1%).

23,9% de quienes ven al país dividido entre chavistas y no chavistas considera que esa polarización es consecuencia directa de las descalificaciones empleadas por el Presidente en sus discursos.

Los consultados por Datanálisis indican como recomendación para eliminar las divisiones sociopolíticas en Venezuela fomentar el respeto por el pensamiento político de cada uno (52,2%), que el Presidente modere su discurso (14,1%), y que los medios promuevan el diálogo (12,1%). Destaca que, del grupo que consideró que la división de los venezolanos es entre chavistas y no chavistas, 54,5% pidió respetar el pensamiento político de los demás (tolerancia).

“Los valores que destacan estos indicadores revelan un clamor para retomar la convivencia plural y democrática.

El respeto y el diálogo, valores esenciales en una cultura cívica, es lo que la gente quiere. Lo que está detrás de esas recomendaciones que los encuestados hacen es la búsqueda de actores que sirvan de referentes morales, y que ayuden a retomar la pluralidad y el civismo”, explicó.

Artículos relacionados:

email