Preocupa el Plan Integral de Educación Militar

La discusión no está completa porque no fue dada. Los más recientes cambios a las leyes que tocan el tema militar carecen de consulta y revisión popular, para evaluar las transformaciones propuestas y demarcar los límites con la vida civil. Un grupo de organizaciones que trabajan directamente con la niñez y la adolescencia, en completo conocimiento de la problemática de violencia que se vive actualmente en los planteles, manifiesta su preocupación sobre la relación entre el nuevo Plan Integral de Educación Militar y la materia que de él se desprende para ser impartida en las escuelas públicas y privadas del país en articulación con los ministerios de Educación y Educación Superior.

Pronunciamiento de organizaciones dedicadas a la protección de los derechos de la niñez y adolescencia
ANTE LA RESOLUCION SOBRE EL PLAN INTEGRAL DE EDUCACIÓN MILITAR

El pasado 24 de marzo de 2011, fue publicada en la Gaceta Oficial Nº 39.641, la Resolución mediante la cual se dicta el Plan Integral de Educación Militar de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana emanada del Ministerio del Poder Popular para la Defensa, en la cual, se desarrollan los objetivos, basamentos teóricos y lineamientos de acción del Plan Integral de Educación Militar, así como la incorporación de una nueva materia denominada “Educación para la Defensa Integral” como eje integrador de los subsistemas de educación básica y universitaria.

Ante este hecho, la Fundación Luz y Vida, Cecodap, A.C. Manos por la Niñez y Adolescencia, EDINAC, Asociación Muchachos de la Calle y el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Católica Andrés Bello, expresan lo siguiente:

  1. Es un motivo de preocupación cómo a través de esta resolución se busca incorporar la formación militar como eje integrador dentro del Sistema Educativo Nacional, lo cual entra en contradicción con los fines de la educación establecidos en la legislación y normativa institucional.
  2. Es inequívoco declarar que los fines de la educación son los de lograr el pleno desarrollo del potencial humano, enfatizando que la educación es un proceso civil, ciudadano, “para asumir una vida responsable en una sociedad libre, con espíritu de comprensión, paz, tolerancia, igualdad de los sexos, amistad entre todos los pueblos, grupos étnicos, nacionales y religiosos y personas de origen indígena” (Convención sobre Derechos del Niño), con lo que se ha establecido el imperativo legal de la educación primordialmente orientada a la preparación de la niñez para el respeto de valores fundamentales como la solidaridad, el ejercicio de los derechos humanos y la promoción de la paz.
  3. No existe claridad en los contenidos y finalidades pedagógicas de la Educación para la Defensa Integral, esta situación puede conllevar a generar mensajes contradictorios o claramente promotores de violencia, cuando se aplican a situaciones de injusticias, divergencias y conflictos personales o sociales.
  4. Contraviene principios y derechos fundamentales establecidos en la Constitución, en los tratados internacionales suscritos por la República y en la legislación nacional, sobre el carácter cívico, integral, humanista, de la educación venezolana, al establecer que, bajo la rectoría del Ministerio del Poder Popular para la Defensa, la materia “Educación para la Defensa Integral”, se constituya en el “eje integrador, en los subsistemas de educación básica y universitaria, la cual debe ser contemplada en los programas y pensa de estudios de los institutos y centros educativos del Sistema de Educación Nacional”.
  5. Pretende legalizar la presencia de las Milicias Bolivarianas en planteles de educación básica y universitaria, cuando se les adjudica la atribución de “implementar la materia “Educación para la Defensa Integral”, lo que claramente contraviene las disposiciones constitucionales sobre la obligatoriedad de que la educación esté a cargo de profesionales de la docencia, y sobre la autonomía de las Universidades para decidir sus programas y planes de docencia, investigación y extensión.
  6. Pone en riesgo la integridad física, psicológica y emocional de las y los adolescentes por el clima de polarización política que se vive en el país, cuando, contraviniendo el mandato legal de garantizar el respeto a todas las corrientes del pensamiento, la tolerancia y la pluralidad, establece como basamentos teóricos de la Educación para la Defensa, el ideario de “la nueva ética socialista” y de “la democracia revolucionaria”, propugnado por el sector gubernamental.

Como organizaciones dedicadas a la promoción y defensa de los derechos de la niñez y adolescencia manifestamos que la violencia hacia y entre niños, niñas y adolescentes constituye un grave problema, presente en todo el país y en todos los ámbitos de socialización (casas, comunidades, escuelas, entidades…) por lo que los esfuerzos del Estado, las familias y la sociedad deben concentrarse en la promoción de objetivos, estrategias y actividades que promuevan el diálogo, la paz, el ejercicio de la democracia, el respeto a la vida y la integridad de las personas, el uso de la razón y el pensamiento en lugar de la intolerancia o el conflicto, para lo cual es preciso fortalecer las instancias y estrategias de resolución pacífica de las diferencias y apoyar los esfuerzos a la protección de la niñez, promoviendo el uso de de los mecanismos previstos en la Constitución Nacional y las leyes.

Convocamos a todos los sectores de la sociedad venezolana a construir la paz, a defender la vigencia de la legislación garantista del derecho humano a la educación cívica. Solicitamos al Ejecutivo Nacional la revocatoria inmediata de la referida Resolución, así como su debida publicación en Gaceta Oficial.

Presentamos al Estado venezolano, nuestra mejor disposición de apoyo y trabajo conjunto, en cualquier iniciativa pública orientada a la formación para la Paz y a la protección de la vida y la integridad personal de los niños, niñas y adolescentes cuyo desarrollo integral está siendo afectado por situaciones de violencia social.

ORGANIZACIONES QUE SUSCRIBEN EL PRESENTE COMUNICADO:

Fundación Luz y Vida.
Cecodap.
AC. Manos por la Niñez y Adolescencia.
EDINAC.
Asociación Muchachos de la Calle.
Instituto de Investigaciones Jurídicas. Universidad Católica Andrés Bello.

Artículos relacionados:

email