Hacia una política de Estado para la economía social y las cooperativas venezolanas como ejes de un modelo de desarrollo basado en la cooperación

Borrador de trabajo abierto a opiniones de la ciudadanía venezolana.

El presente documento se refiere a la Economía Social (ES), particularmente a sus organizaciones (OESs) y entre ellas a las cooperativas. Tiene como objetivo promover un debate público sobre la importancia y vigencia de la Economía Social y las cooperativas, y la perentoria necesidad de redefinir a fondo las orientaciones y ejecutorias de las políticas públicas implementadas en la última década acerca de ellas con la corresponsable participación de diversos actores, y pretende inscribirse en una discusión a todas luces necesarias acerca de un nuevo modelo de desarrollo para el país que asuma la cooperación intersectorial con participación plena de los interesados como eje de acción a partir de la interrogante: ¿Qué hacer con las Organizaciones de Economía Social en los próximos años?

Parte de una realidad: La indiscutible existencia en nuestro país del mayor cementerio de cooperativas del mundo y de un ejército millonario de frustrados que subieron al barco del cooperativismo y no llegaron a puerto alguno. Lastimosa realidad que invita a empinarse para superar las causas de ese fracaso y construir una Venezuela en la que la Economía Social con sus reconocidos valores y principios, sea eje ético para la corresponsabilidad y el trabajo productivo de emprendedores de empresas que asocian sus esfuerzos y propiedades por la libertad y la autogestión, con una apropiada visión y apertura internacional y claro reconocimiento de la cooperación apropiada con los sectores privados y públicos de la economía nacional.

Lastimosa realidad, se subraya, que incita a inventar un modelo de desarrollo que supere los rígidos límites de los dos pactos que han marcado los últimos 50 años del país: El partidista de Punto Fijo y el militar del Samán de Güere; triste realidad de un fracaso gubernamental que funciona como obstáculo para que ciudadanos venezolanos oriente sus acciones hacia el desarrollo sustentable y la autogestión con las OESs, particularmente las cooperativas, como vehículos idóneos.

Estructura del documento

El documento pudiera parecer largo, se debe a que contiene un intencional sesgo pedagógico: No se debe hablar sobre las OESs sin un mínimo de conocimiento sobre ellas. Se inicia abordando preceptos básicos acerca de la ES, la Economía Popular y la Economía Solidaria; términos que pésimamente utilizados condujeron a falsas bases estratégicas y a implantar organizaciones populares e instituciones gubernamentales con objetivos confusos en los que las cooperativas fueron simples comodines.

Aborda luego los preceptos del cooperativismo propiamente tal: la Identidad Cooperativa y el concepto de la Alianza Cooperativa Internacional (ACI) que clarifica la doble dimensión Asociación Empresa de las cooperativas, tan necesaria para comprender porqué fracasaron las cooperativas constituidas en los últimos 10 años y porqué las cooperativas son generalmente pequeñas y medianas empresas (PyMEs) deben recibir trato y consideraciones de tales.

Se presentan seguidamente reflexiones acerca de cómo, a partir de la Integración Cooperativa, es posible desarrollar experiencias exitosas. Se ilustra este punto con un panorama de experiencias extranjeras y nacionales exitosas, demostrativo de que con la ES y el cooperativismo es posible construir un mundo mejor.

Se mencionan experiencias con impactos socio-económicos que van desde aquellas de sociedades capitalistas avanzadas como Japón, Canadá, USA, Francia, Alemania y España, pasando por países con menor población pero alta democracia social como Suecia y Dinamarca, y experiencias locales reconocidas como las de Mondragón en el País Vasco, San Gil y Norte de Medellín en Colombia, hasta las de otros países como Brasil. Argentina, y Cuba, país en el que se reimpulsa el cooperativismo luego del fracaso de las granjas y empresas socialistas.

Se continúa con las cooperativas venezolanas previas al actual gobierno como las Ferias de Consumo de Lara, mercado seguro para mas de 300 productores agrícolas del pié de monte andino en el que compra hortalizas y víveres el 20% de la población barquisimetana; la Cooperativa San José Obrero en Punto Fijo con sus 42.000 asociados, banco popular de esa población; el Servicio Médico Cooperativo de la Central de Barinas (Sermecoop) que proporciona servicios de salud a 100.000 habitantes de ese estado; y otras experiencias. Ambos panoramas, experiencias extranjeras y las nuestras, demuestran que, con políticas acertadas, las OESs pueden ser exitosas.

En el siguiente se aborda la ejecutoria del gobierno actual en cuanto a cooperativas. Este punto señala cómo, a pesar de los aportes del cooperativismo al inicio del gobierno actual (ver Anexo A) y teniendo las cooperativas como comodín de sus variadas propuestas, el gobierno construye, plagado de contradicciones conceptuales, todo un andamiaje institucional con ministerios a la cabeza, que fracasa haciendo de nuestro país el mayor cementerio mundial de cooperativas con 306.792 fallecidas o inactivas.

Ante esa realidad, el documento culmina refiriéndose a los desafíos de los actores de la ES, particularmente de los cooperativistas y de los entes gubernamentales relacionados con ella, con miras a sentar las bases para una Política de Estado para el desarrollo de la ES, presentando una matriz de acciones.

La coyuntura actual obliga a ampliar los espacios de participación e incorporar los diferentes sectores de la sociedad en un amplio Dialogo Nacional con participación activa del Gobierno, trabajadores, empresarios, comunidades organizadas, universidades y OESs.

Finalmente, el año 2012 fue calificado por las Naciones Unidas como el Año Internacional del Cooperativismo, al mismo tiempo que será para el país un año de propuestas electorales. Por estas razones, es oportuna una discusión amplia y abierta entre todos los sectores del país acerca de cómo desarrollar las OESs y cual política adoptar para el período 2012 – 2018.

Se esperan opiniones y adhesiones al contenido de este documento antes del 15/09/2011.

ESyCooperativismo@gmail.com

Artículos relacionados:

email