Pronunciamiento de la Causa Amerindia Kiwxi sobre la huelga del hermano Korta

Pronunciamiento de la Fundación Causa Amerindia Kiwxi ante la huelga de hambre iniciada por el Hno. José María Korta, s.j.

Hablar del Hno. Korta, s.j. en el reducido espacio de este pronunciamiento sería insuficiente. Sólo quienes han estado cerca de su caminar pueden comprender la dimensión moral de este anciano que se ha ganado el afecto más profundo de los pueblos y comunidades indígenas de la amazonía venezolana. Por eso ha sido bautizado en muchas lenguas, aunque se le conoce más como Ajishäma, el nombre que le dieron los Ye’kwana hace ya cuatro décadas.

Hermano jesuita José Korta, en huelga

Desde la distancia física y cultural que separa a Caracas de las selvas, sabanas y morichales indios, se sigue con preocupación los acontecimientos que se han puesto en marcha a partir de la decisión de Ajishäma de iniciar una huelga de hambre como método de lucha.

José Korta sj, foto de Luis Carlos Díaz

La Fundación Causa Amerindia Kiwxi (CAK), ante la gravedad de la situación, expresa ante la opinión pública el siguiente pronunciamiento:

  1. CAK se solidariza con las reivindicaciones que Ajishäma exige para los pueblos indios de Venezuela en general y para el Pueblo Yukpa en particular.
  2. CAK se pronuncia inequívocamente por la necesidad de una transformación urgente y radical que dé pasos firmes a la búsqueda de modelos que trasciendan el capitalismo explotador y el colonialismo cultural y territorial contemporáneo. ¡No hay salida para los indios ni para los venezolanos ni para la humanidad por el camino de la depredación de la tierra, de los pueblos y de las culturas!
  3. Para el Cacique Yukpa Sabino Romero, para Olegario Fernández y Alexander Fernández, reclamamos la revolucionaria decisión de confiar en los criterios de justicia indígena y en su capacidad para dirimir los conflictos.
  4. Vemos necesario reconocer que el fondo del asunto que mantiene detenido al Cacique Yukpa Sabino Romero Izarra es la confrontación de dos modos de entender el mundo: el de los indios que defienden su territorio ancestral y el de las empresas extractoras y explotadoras –públicas o privadas- que codician las riquezas naturales de ese territorio. Pretender negar esta verdad hiere la confianza en las instituciones que conducen el proceso de cambio en Venezuela.
  5. Consideramos, como Ajishäma, que los evidentes defectos en la materialización de los derechos reconocidos a los pueblos indígenas en la Constitución de 1999 obedecen a incapacidades de la clase política para ser consecuentes con el espíritu revolucionario y humanista de las leyes en materia indígena.
  6. Hacemos un llamado de conciencia a las autoridades oficiales para reconocer que el Estado de Derecho no puede imponerse sobre el principio de Justicia. Si por razones técnico jurídicas se impone no reconocer los territorios amerindios, las autoridades están incumpliendo el mandato constitucional y popular de crear un Estado de Derecho y de Justicia.
  7. Sabemos que la vida de un compañero está en peligro. Somos concientes de que la vida de los pueblos amerindios está en peligro. Lamentamos reconocer que la vida de la Madre Tierra está en peligro. Desde las selvas, sabanas y morichales, la naturaleza, los indios y nuestro viejo amigo Ajishäma, nos hacen un llamado a todos para que escuchemos los sonidos y luces del tiempo que nos toca vivir. CAK asume su responsabilidad en este crítico momento y, parafraseando al líder del proceso en nuestro país enfatizamos que: “en los conflictos que puedan suscitarse entre ganaderos e indios, entre las autoridades y el pueblo, entre la muerte y la vida, entre el Derecho y la Justicia… nosotros apostamos y nos definimos por los indios, el pueblo, la vida y la Justicia”.

Por todo lo anterior proponemos que, con la mayor brevedad, se nombre una Comisión de Alto Nivel integrada por miembros de la Asamblea Nacional y con el acompañamiento de auténticos líderes comunitarios de los pueblos amerindios y de los aliados que ellos mismos elijan para que, en ejercicio de sus funciones de control sobre el Gobierno y la Administración Pública Nacional (artículo 187.3 CRBV), asuma de inmediato, con determinación, honestidad y sentido de justicia los siguientes puntos:

  • Respeto y aplicación inmediata de la jurisdicción especial indígena para su materialización en el caso de SABINO ROMERO IZARRA y demás presos yukpa recluidos en la cárcel Nacional de Trujillo.
  • Admisión de la propuesta de autodemarcación del hábitat y tierra Yukpa y de todos los pueblos y comunidades amerindias que hayan presentado una propuesta a las Comisiones de Demarcación sin que hasta el momento hayan sido debidamente consideradas.
  • Determinar claramente los alcances de la materialización de los derechos colectivos reconocidos a los pueblos indígenas en la Constitución Nacional y, en particular, los alcances del artículo 119.
  • Establecer un compromiso de acción del Gobierno Nacional mediante una HOJA DE RUTA para implementar la materialización de los derechos colectivos de los pueblos indígenas bajo la supervisión de la Comisión de Alto Nivel creada para abordar estos puntos y con el acompañamiento de auténticos líderes comunitarios de los pueblos amerindios y de los aliados que ellos mismos elijan.

Encarecidamente solicitamos nuestro Hermano Korta que no ponga en riesgo su vida y que suspenda la huelga de hambre para buscar otras formas de lucha. Apreciamos su indiscutible compromiso con las causas más nobles, pero consideramos que su presencia será siempre más valiosa que su sacrificio.

A la opinión pública, a los venezolanos y a quienes desde fuera siguen con atención los sucesos en Venezuela, nuestro saludo comprometido con los fines más auténticos y humanistas que inspiran a la revolución popular que resiste en nuestra tierra.

Fundación Causa Amerindia Kiwxi
Estado Bolívar.
Octubre 20, 2010

Artículos relacionados:

email