La Central Roja, rojita de Chávez

José Ignacio Arrieta sj

En los cinco primeros años de la década de 1950, después de ilegalizar la Confederación de Trabajadores de Venezuela, el Gral. Marcos Pérez Jimenez quiso tener su propia y única central sindical de los trabajadores y así fundó la amarillista Confederación Nacional de Trabajadores (CNT). Quiso así aparentar que defendía el mundo del trabajo. Pero duró lo que permanecen los sindicatos verticales. Así pasó con Franco en España y Salazar en Portugal. Al no nacer de las bases, al desaparecer sus mentores, fenecen.
Chávez ha luchado denodadamente contra el sindicalismo independiente y no controlado por él. Así lo hizo desde los tiempos de la constituyente, lo siguió haciendo con el referéndum sindical y continuó con su ingerencia en las elecciones sindicales a través del CNE.

Unión Nacional de Trabajadores (UNETE) quiso ser el modelo vertical que se inventó Chávez para dominar a los trabajadores y poner en un solo haz pueblo y trabajadores… En el intento de UNETE, hizo desaparecer prácticamente a la CUTV e introdujo en ella la Fuerza Bolivariana de Trabajadores… UNETE sería la correa de transmisión sindical de la revolución entre los trabajadores. Pero pronto se dividió la FBT y algunos dirigentes connotados de ella se distanciaron del proceso revolucionario. Dentro de UNETE se han conformado cinco corrientes, algunas de las cuales ha impedido claramente el diálogo entre ellos.
Ante la consigna de Chávez de que el sindicalismo no puede ser autónomo sino que debe servir a la revolución, Chirinos de la corriente C-Cura se rebeló así como contra la propuesta de reforma constitucional. Y esto no lo podía permitir el Jefe y lo hizo botar de PDVSA.

Ahora la nueva Fuerza Socialista de trabajadores bolivarianos liderados por el diputado y sedicente dirigente sindical Oswaldo Vera ha lanzado el grito para la conformación de una nueva Central, roja rojita, como la han tildado medios de comunicación aun cercanos al proceso.

La Justificación es que UNETE no sirve ya como correa de transmisión. No ha sido capaz siquiera de realizar elecciones, está dividido y además están enfrentados al ministro del Trabajo José Ramón Rivero quien es el promotor de la nueva Central.

Las diatribas entre dirigentes de las diversas corrientes de UNETE y el ministro y Vera son para colger palco… Con la nueva Central la correa de transmisión del PSUV será directa, pero los intereses laborales quedarán al margen… No puede haber una doble fidelidad, como diría César Gil de la CTV, sólo se obedece al Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías… Lo que pasa es que esto no es sindicalismo y su desarrollo tiene las misma garantías que el del CNT perezjimenista.

Artículos relacionados:

email