Escuela Canaima, el Padre Wyssenbach y La Vega expectante

La acción judicial contra la Escuela Canaima por un supuesto delito ambiental sigue generando reacciones entre las comunidades adyacentes a La Vega, una parroquia en Caracas con larga historia de organización popular.
El diario Últimas Noticias publicó un reportaje desde la perspectiva comunitaria que dibuja la situación de la Fundación Canaima, un centro educativo agroecológico.
————–

La Canaima enfrentará juicio

Desde 2003 luchan por construir un liceo agroecológico
NORMA RIVAS HERRERA
Diario Últimas Noticias. 2 de junio de 2008

Caracas. Como un balde de agua fría cayó entre las autoridades, docentes, alumnos, padres y representantes de la Escuela Canaima, ubicada en la parte alta de La Vega, la citación para el juicio, por el delito de degradación del suelo, que se iniciará el jueves 5 de junio en el Juzgado 13° de Primera Instancia, a cargo de Jesús Pérez Farías.

José Gregorio González, ex alumno y presidente de la Fundación Canaima, informó que desde 2006 la escuela es investigada por el fiscal 6° de defensa ambiental, Rafael Eduardo Aray, bajo la causa N° C3910296-07, por un “supuesto delito ambiental basado en la limpieza que hicimos de un terreno cercano al plantel con la finalidad de construir la sede de la tercera etapa de educación básica, pues como es sabido en la parte alta de La Vega sólo contamos con un liceo”.

Ramón Pérez, vecino del sector, dijo que los padres y representantes de la escuela conocen el proyecto que se inició en 2003, y en 2005 colaboraron con la limpieza del terreno, donde antes lanzaban chatarras, porque la “idea es construir un liceo agroecológico, precisamente para darle el verdadero uso de parque recreacional” a la montaña Itagua, para así resguardar las áreas verdes y para que los visitantes puedan recorrer ese amplio espacio y conocer la fauna y flora típica de la zona”.

Los representantes de la Escuela Canaima señalaron que fueron denunciados por el ambientalista Luis González Guillén, exmiembro del grupo Forja, a quien le solicitan una reunión cordial para explicarle el proyecto y aclararle que no han cometido ningún delito ambiental.

Aseguran que desde 2002 gestionan la construcción del liceo. En tal sentido, han solicitado los permisos ante Inavi, Inparques y Ministerio del Ambiente, pero hasta la fecha no han obtenido respuesta.

Pérez señaló que “hasta ahora, Luis González Guillén ha venido con una actitud inadecuada, pero queremos que venga para explicarle el proyecto.

Nos llevan a juicio, mientras que en muchas partes se han dado invasiones y nada ha sucedido. Nosotros no hemos dañado el ambiente”.

José Gregorio González acotó que en el caso de invasiones de terrenos los ambientalistas son cerrados, no se pronuncian, pero con relación a la Escuela Canaima la han acusado de cometer un delito ambiental sin conocer la verdadera situación.

Acotaron que en múltiples oportunidades la Escuela Canaima ha defendido el parque, junto con la comunidad, de otros proyectos no adecuados para la montaña y el ambiente, como cementerios, invasiones y viviendas.

Escuela ecológica. González señala que “lo más irónico es que nuestra institución tiene 27 años de lucha ambiental y ecológica junto con la comunidad a la que pertenece, enmarcada dentro de un programa educativo de excelencia destinado a atender a los niños y jóvenes más desfavorecidos de La Vega”.

Explicó que sus estudiantes día a día reciclan papel, vidrio, aluminio, desechos domésticos; los transforman en recursos utilizables y lo aplican en la elaboración de abono orgánico para su huerto y granja escolar.

También señalaron que, en la actualidad, la Escuela Canaima es partícipe activa del movimiento internacional de Ecoclubes. La institución ha recibido los premios Arturo Úslar Pietri, en 2003, como mejor institución educativa y ambiental del año, y el Premio a la Excelencia en 2005 que otorga Venezuela Competitiva a las instituciones más exitosas.
La docente Rosa Rosario y las alumnas Karen Ortiz y Wendy Rivas hicieron un llamado a los vecinos del sector para que se acerquen a apoyar a la escuela Canaima en estos momentos difíciles.

SORPRESA E INDIGNACIÓN
El Padre Jean-Pierre Wyssenbach, en una comunicación enviada a los vecinos de La Vega, expresa su sorpresa e indignación por la demanda interpuesta contra la Escuela Canaima, que lleva 26 años luchando contra la pobreza, ayudando a sus alumnos a superarse para conseguir un buen trabajo. “Hace falta un trabajo detectivesco para averiguar quiénes son los autores de la acusación en contra de la escuela pionera en conservación ambiental de toda La Vega.

Hay que averiguar quiénes son los testaferros y quiénes los autores intelectuales de esa monstruosidad. Si todavía ese cerro no ha sido invadido, es gracias a la Canaima. Y me gustaría saber dónde van a estar los responsables de este inconcebible hecho cuando los negociantes de las invasiones invadan ese cerro. Ojalá que los miembros del tribunal puedan conocer la escuela y no lo que les han dicho esos acusadores miopes”.

Artículos relacionados:

email